16 julio 2018

Iniciar un proyecto de reforma no es nada fácil, y a menudo suelen surgir muchas dudas al respecto.

Una de las más comunes tiene que ver con la elección del material con el que hacer el cambio de distribución del interior de la vivienda.

¿Es tu caso? ¡No te preocupes! Queremos darte a conocer el pladur, uno de los materiales más demandados en la actualidad a la hora de reformar o construir viviendas.

A grandes rasgos, podemos definir el pladur como placas de yeso laminadas entre dos capas de cartón y que presenta ciertas ventajas frente a otro tipo de materiales, convirtiéndose en una opción irresistible para muchos, especialmente cuando se trata de una reforma integral de la vivienda.

 

Ventajas del pladur en un proyecto de reforma

  • Montaje rápido y sencillo. El montaje se realiza en seco, lo que hace que sea bastante rápido y sencillo (además de limpio), así que si tienes prisa por terminar tu reforma, podría ser una muy buena opción.
  • Aislamiento acústico. Aunque no lo parezca a simple vista, el pladur contiene importantes propiedades aislantes, tanto acústicas como térmicas.
  • Mejor acabado. Si lo comparamos con la pintura o el ladrillo, el pladur siempre tendrá un mejor acabado al ser mucho más liso y uniforme.
  • Controles de calidad. También ofrece mayor seguridad al someterse a estrictos controles de calidad ya desde fábrica, algo que no ocurre con otros materiales.

 

pladur

 

Zonas de la casa donde utilizar pladur

Es importante tener en cuenta que no hay una única modalidad de pladur, sino que existen diferentes tipos, aunque los más usados son tres:

  • Placas de pladur verde. Al ser resistentes a la humedad, se suelen utilizar mucho en zonas como aseos y baños.
  • Placas de pladur rosa. Por lo general se colocan en zonas que necesitan ser protegidas del fuego por su gran resistencia a este elemento: cocinas, estancias con chimeneas…
  • Placas de pladur con perforaciones. Dada su capacidad de aislamiento acústico, es ideal para dormitorios, despachos y zonas de la vivienda donde se quiera conseguir un mayor nivel de tranquilidad.

 

Debes tener en cuenta que…

No obstante, es importante que tengas en cuenta que el pladur presenta algunos inconvenientes, como la necesidad de contratar albañiles especializados en su colocación, la especial atención que hay que prestar a la hora de colocar algo sobre la pared, o su menor resistencia frente a otros materiales como el ladrillo (aunque esto último ha dejado de ser un problema dada la gran evolución del pladur en los últimos años).

Tampoco olvides que antes de iniciarte en un proyecto de reforma, debes asegurarte de contar con los permisos necesarios. En cuanto al tipo de licencia de obras, depende de cada ayuntamiento, el arquitecto que contrates para que realicé la parte técnica del proyecto, podrá ayudarte y asesorarte durante todo el proceso.

Así que ya lo sabes, si tienes en mente llevar a cabo un proyecto de reforma, una vez tengas todo el papeleo listo, el pladur se convertirá en tu mejor aliado.

Facebook Comments