20 marzo 2015

Ondo Interiorismo, formado por las arquitectas de interiores María Herce y Belén Domínguez, presenta este extraordinario proyecto de reforma de un ático de 50 m2 con terraza, en pleno centro de Madrid.

 

El proyecto

Roberto y Andrea, los dueños del inmueble, contactaron con Ondo para el proyecto de interiorismo y la ejecución de la obra.

Inicialmente, la vivienda contaba con un pequeño salón, dos dormitorios y una cocina demasiado grande separada del salón por un muro de carga. Su idea inicial era aprovechar esa cocina grande, dividirla y crear un espacio para lavandería.

Además, querían dejar la cocina integrada al salón, abriendo un hueco en el muro de carga. Tras ver que la pared de la cocina era un muro de gran grosor, que además coincidía con la cumbrera del edificio, se decidió no tocar esa pared.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

La distribución

La opción, entonces, fue cambiar la cocina de lugar y aprovechar ese espacio para un segundo dormitorio más amplio, sin tener que tocar el muro de carga. Se proyectó una habitación versátil y funcional: un dormitorio para invitados que también tuviera espacio para almacenaje y lavandería. Se mantuvo la caldera y la toma de agua en el mismo sitio, y se diseñó un gran armario que recorría dos paredes de la habitación.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

Con esta nueva distribución, se consiguió un espacio diáfano y luminoso, con un gran salón donde quedaba la cocina integrada, y a su vez dos amplios dormitorios.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

La reforma

Una vez se comenzó la ejecución del proyecto y se demolieron los falsos techos, se encontraron con que muchas de las vigas que formaban la cubierta del edificio estaban en muy mal estado, por lo que, en paralelo, se tuvo que contactar con arquitectos especialistas en rehabilitación de edificios.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

La solución pasó por reforzar la estructura con vigas nuevas. Resultaron tan atractivas que decidieron dejarlas vistas, de manera que le aportasen más calidez a la vivienda.

 

La elección de los materiales

A la hora de decantarse por los materiales, se buscó la coherencia, utilizando un hilo conductor que le diera unidad al diseño de toda la vivienda. Se empleó una misma paleta de colores en todas las estancias de la vivienda: gris, azul grisáceo y negro. En los muebles de cocina se combinaron el azul en los frentes con el negro, separando cada módulo de la cocina.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

El negro estuvo presente también en la carpintería de todas las ventanas de la vivienda, en las lámparas y en los perfiles de acero que sujetaban las estanterías de madera que, desde Ondo, diseñaron específicamente para la vivienda.

reforma atico madrid

Foto: Ondo Interiorismo

 

En el dormitorio principal se pintó la zona de la cama en color gris, a modo de dosel, invadiendo pared y techo, y se iluminó con dos sencillas lámparas que caían desde el techo sobre las mesillas.

 

Facebook Comments