11 enero 2014

Se compra una vivienda de obra nueva con la ilusión de estrenar hogar y con la idea de que no habrá que reformar nada, pero llegado el momento quizá se comiencen a ver grietas en las paredes. No obstante, pese a las historias que se puedan encontrar en la red, no tiene por qué ser motivo de preocupación pero, ¿cómo saberlo?

Sin un profesional que vea las grietas «in situ», es prácticamente imposible dar con los motivos y las posibles consecuencias de manera certera.

Grietas en viviendas

Grietas por asentamientos diferenciales

Cuando se habla de grietas en obra nueva lo primero que se le viene a uno a la cabeza es siempre lo peor: problemas de asentamientos diferenciales. Estos suelen ser muy graves y han salido mucho en los medios de comunicación, sin embargo, no son muy habituales. Cuando se trata de grietas finas (fisuras), cuya aparición se da en los primeros años o incluso meses, lo más probable es que se deba a que el forjado haya flechado un poco, lo cual es normal hasta un límite.

Hay infinidad de tipos de fisuras (finas) y grietas (más gruesas): verticales, horizontales, en ángulo de 45º, etc., y pueden ser muy graves o no ser nada más que el movimiento normal de un edificio (ligero y para lo que ya están preparados).

Por el contrario, si la grieta es muy gruesa y cabe un lápiz fino o incluso un dedo, se debe llamar cuanto antes a un arquitecto para que determine si este movimiento está dentro de los límites legales o no.

Grietas en viviendas

Contratar a un arquitecto para examinar las grietas

Llegados a este punto, es recomendable que la comunidad contrate a un arquitecto externo para que, en primer lugar, realice una inspección ocular. No resultará demasiado caro (y más si se paga entre toda la comunidad) y permitirá saber si las grietas están o no dentro de la normalidad, si han dejado de moverse (en cuyo caso la constructora ya podrá enmasillar y pintar) o si suponen problemas mucho más graves como que el edificio esté asentando de forma diferencial (más por un lado que por el otro).

 

Artículo ofrecido por Plan Reforma.

 

Facebook Comments