18 julio 2019

A la hora de comprar una vivienda, ya sea para reformar y vender o para entrar a vivir directamente en ella, es importante prestar atención a todas aquellas oportunidades y defectos que tenga. Hay que tener en cuenta aspectos tan importantes, como por ejemplo cómo está orientada o en qué lugar se encuentra ubicada. Pero hay cosas menos evidentes, que también debes tener en cuenta.

Según Edu Ramos, responsable de Atención al Cliente de Plan Reforma, la casa debe ser lo más cuadrada posible, porque de este modo su redistribución será mucho más sencilla. Hay que tener en cuenta, por otra parte, que tenga la menor cantidad de muros de carga posible, varios patios con desagües y que los espacios comunes, como por ejemplo la sala de estar, tengan una buena luz. Entre otras cosas, conseguiremos un ahorro energético más que considerable.

Pero hay más. Te contamos cómo puedes saber si tu casa tiene potencial para ser reformada.

Facebook Comments