13 septiembre 2016

Reformar una casa antigua no es tan diferente de reformar un piso. Si acaso, la diferencia más destacable es el hecho de tener especial cuidado con los precios de rehabilitar la fachada, reformar el tejado y los forjados de la casa.

Diferencias entre reformar un piso y una casa antigua

Cuando vas a reformar un piso, solo tienes que preocuparte de su interior, puesto que de los elementos estructurales, como son el tejado, la fachada y los forjados, tendrá que hacerse cargo la comunidad de vecinos. Sin embargo, cuando rehabilitas una casa, debes revisar el estado de todos estos elementos y saber cuánto costará la reforma integral.

Consejos para reformar una casa

Cómo reformar casa antigua

Foto: Habitación reformada saneando las vueltas de ladrillo visto. Obra de Masiasverdes, profesionales de Plan Reforma

Busca un arquitecto para realizar el proyecto de reforma

Puede que creas que contratar un arquitecto para una reforma resulte demasiado caro, pero lo cierto es que es muy importante asegurarte de que la estructura de la vivienda esté en buenas condiciones. Puedes preguntar al propietario si ha realizado alguna reforma hace menos de diez años, si ha reforzado la estructura o si tiene algún informe técnico. Si no, lo mejor es contactar con algún arquitecto. 

Si todavía no has comprado la casa, puede resultar difícil determinar con exactitud el estado de la estructura, no tanto por encontrar arquitecto, sino porque esta puede quedar oculta bajo un falso techo. Tampoco puedes fiarte, si no eres experto, de la cantidad de grietas o fisuras que pueda haber. Las casas antiguas tendrán fisuras y no por ello tiene que significar que la casa esté a punto de caerse.

Ten un presupuesto extra por si surgen problemas durante la obra

Lo mejor es disponer de un presupuesto de «emergencia» en caso de que, durante el transcurso de las obras, surja algún imprevisto. Si tienes un presupuesto tope de 50.000 €, es mejor que dejes apartados unos 10.000 € o 15.000 € «por si acaso». Es decir, deberías contratar la reforma por unos 35.000 € o 40.000 €.

Si tienes el presupuesto justo, plantea la reforma por fases: hay partidas del presupuesto de la reforma de una casa que pueden esperar y que se pueden realizar de forma sencilla una vez estás viviendo en ella: ventanas, fachada, suelo, baños… Lo importante es dejar hecho lo imprescindible, como por ejemplo reforzar la estructura, el tejado, cambiar la distribución y instalaciones.

Pasos a seguir para reformar una casa vieja

Cómo reformar casa antigua

Foto: Proyecto de Alejandro Giménez Architects, profesionales de la comunidad de Plan Reforma

Contrata un arquitecto

Trabaja el proyecto con él para determinar si se va a cambiar la distribución o si se van a aprovechar los bajos cubiertos (una fantástica forma de ganar metros cuadrados a la casa) y, sobre todo, revisad la estructura para hacer un primer cálculo del presupuesto de la reforma y determinar si se tendrá que hacer por fases o no.

Solicita todas las licencias de obra necesarias para la reforma

Aunque es un trámite que puede realizar el arquitecto, si estás en proceso de compra es imprescindible que pases por el ayuntamiento para saber si la casa se ve afectada por algún cambio de ordenación urbanística. De ser así, no se te concedería la licencia de obras mayores (imprescindible si vas a rehabilitar la casa, tocar estructura, ampliarla, etc.), por lo que solo podríais acondicionar el interior de la vivienda.

Compara los presupuestos de distintas empresas de reformas

Es muy útil que el arquitecto te haga las mediciones de la obra, para que puedas dar el mismo documento a todos los constructores o reformistas y que todos trabajen sobre el mismo documento y con las mismas calidades, por supuesto.

Ventajas de comprar una casa para reformar

Cómo reformar casa antigua

Foto: Proyecto de reforma integral realizado por mcd/studio, arquitectos registrados en Plan Reforma

Hasta el momento puede parecerte una montaña embarcarte en la reforma de una casa, pero vale la pena. Entre otras ventajas, las casas antiguas:

  • Suelen estar en enclaves privilegiados
  • Son únicas: fachadas de piedra, estructuras de madera, ese encanto especial que no se encuentra en las construcciones modernas…
  • A menos que tengas que derribar la casa totalmente, comprar una casa para reformarla suele ser una buena inversión.
Facebook Comments