11 febrero 2014

En la actualidad, los consumidores apuestan por un consumo inteligente y moderado, invirtiendo en productos de calidad, versátiles y duraderos. Por ello, los revestimientos y pavimentos cerámicos son una de las opciones más habituales a la hora de vestir las paredes y suelos. Además de su resistencia, requieren un cuidado mínimo, son fáciles de instalar y casan a la perfección con otros materiales.

Según Ascer, existen 8 razones que hacen que las baldosas cerámicas se conviertan en un perfecto aliado en la reforma de cualquier espacio de la vivienda o a la hora de acondicionar el primer hogar, una casa de alquiler o una segunda residencia…

 

Baldosas-cerámicas_5

Foto: Ascer

1. Es un producto natural. La materia prima que compone una baldosa cerámica proviene de la tierra (arcilla), que junto al agua y el fuego de cocción, hacen de este material un producto natural.

2. Duraderas y resistentes. Una ventaja indiscutible que ofrecen las baldosas cerámicas frente a otros materiales es su durabilidad. Es una material resistente ante el paso del tiempo, el desgaste y los cambios climáticos.

3. Antialérgicas e higiénicas. Por sus propiedades antibacterianas y su carácter impermeable, las baldosas cerámicas se han erigido como el material preferencial a la hora de cubrir los suelos y las paredes de estancias como el baño y la cocina.

 

Baldosas-cerámicas_2

Foto: Ascer

4. Antideslizantes. Algunos pavimentos cerámicos modifican su acabado superficial, sin alterar su aspecto estético, para adecuar sus prestaciones de resistencia al deslizamiento. Son de utilidad, por ejemplo, en áreas transitadas en condiciones de humedad o para andar descalzos por spas, vestuarios, duchas, etc.

5. Infinidad de diseños. La variedad de estilos que encontramos en los pavimentos y revestimientos cerámicos hacen que encajen a la perfección en cualquier parte de la casa. Los infinitos formatos, colores, acabados, tamaños y las miles de posibles combinaciones hacen que el único límite para la utilización de la cerámica sea la imaginación.

 

Baldosas-cerámicas_3

Foto: Ascer

6. Versátiles. Los materiales cerámicos se pueden utilizar en una amplia variedad de espacios, tanto interiores como exteriores. No sólo podemos renovar con ellos suelos y paredes, también son perfectos para revestir muebles de obra o elementos decorativos (armarios empotrados, estanterías, librerías, cabeceros de cama…). Con ayuda de un poco de creatividad y armonizados con otros detalles decorativos, los revestimientos y pavimentos cerámicos pueden transformar una estancia en un lugar con mucho encanto.

7. Fáciles de mantener. Las baldosas cerámicas no requieren atenciones especiales. Tan sólo la limpieza regular con un paño húmedo y, si la superficie presenta algo de suciedad o grasa, se pueden añadir agentes de limpieza como detergentes o lejías para que quede intacta.

8. Una perfecta opción decorativa. Los fabricantes de baldosas cerámicas españoles continúan ampliando las gamas y el rango de precios de sus colecciones cerámicas, multiplicando la posibilidad de encontrar la opción decorativa idónea para el interior o el exterior de la casa, tanto si se trata de algo básico y por poco presupuesto, como aquellas reformas que buscan algo más excepcional.

 

Facebook Comments