27 julio 2020

El proceso de venta o alquiler de una vivienda a veces no es todo lo rápido y ágil que nos gustaría. En ocasiones pasamos meses y meses con la vivienda vacía, o dedicando parte de nuestro tiempo a gestiones propias de la venta o el alquiler, o incluso mostrando nosotros mismos la casa, si no contamos con alguien externo que se encargue de eso.

Especialmente en el contexto actual, las operaciones de venta y alquiler de viviendas pueden demorarse más en el tiempo, y para intentar agilizar un final que parece no llegar nunca, decidimos rebajar el precio inicial, con el objetivo de encontrar un cierre más rápido.

Antes de perder la paciencia, desesperarnos o vernos obligados a rebajar el precio inicial que teníamos en mente, es importante saber que la reforma de nuestra vivienda se puede presentar como la solución perfecta a una venta o alquiler que no acaba de llegar nunca.

Normalmente pensamos en reformar cuando queremos disfrutar nosotros del hogar, pero está demostrado que una vivienda reformada permanece significativamente menos tiempo en el mercado, ya que hay muchos más inquilinos interesados en comprarla o alquilarla. No solo eso; también es importante remarcar que, tras una reforma, no solo no tendremos que rebajar el precio inicial que nos planteábamos, sino que podremos aumentarlo.

Una vivienda reformada puede aumentar su alquiler un 30% y su valor de venta en un 20%

Si queremos vender, un inmueble reformado incrementa su valor de venta un 20%  y si queremos alquilar una vivienda reformada, puede aumentar su renta en un 30%.

Cuando se busca una vivienda para alquilar o comprar, hay ciertos atributos que toman más relevancia que otros, según Albert Jané, arquitecto y director técnico de Aquí tu Reforma: “los usuarios en busca de una nueva vivienda priorizan la luz, la amplitud y renovación de la cocina y la actualización de los baños”.

Una reforma se plantea como la solución a lo que están demandando quienes están en busca activa de vivienda actualmente, especialmente quienes quieren alquilar una, ya que estos inquilinos no se plantean realizar una reforma una vez hayan entrado a vivir en la casa. Para aquellos que buscan comprarla, nos estaremos diferenciando del resto, ofreciendo la comodidad de una vivienda preparada para disfrutar desde un principio y sin la necesidad de reformarla.

Seguramente estés pensando que una reforma es complicada, cara e interminable. Pero por suerte eso quedó en el pasado. En Aquí tu Reforma, marca líder del sector de la reforma, son expertos en asesoramiento para cualquier necesidad que pueda tener todo tipo de cliente, incluso si busca reformar para dar salida a una vivienda en el mercado.

Se pueden plantear diferentes tipos de soluciones para que la vivienda sea mucho más atractiva y su valor se incremente, ya sea para vender o alquilar. No es necesario que la reforma sea de grandes magnitudes, se puede realizar un lavado de cara al inmueble por menos dinero del que piensas.

Reformar con Aquí tu Reforma significa hacerlo con una excelente relación calidad-precio y sin complicaciones: cumplen plazos por contrato, por lo que cuentas con compensación si hubiese un solo día de retraso sobre lo inicialmente pactado. Además, todas sus reformas tienen 2 años de garantía.

Facebook Comments