6 julio 2017

Con la llegada del calor, cualquier espacio de césped, baldosa o tierra se convierte en una perfecta ubicación para situar una piscina. No es necesario un gran desembolso para despojarse del sudor de la forma más divertida posible. Te presentamos una serie de opciones de piscinas para todos los gustos y bolsillos, desde las piscinas económicas a las más ecológicas.

 

Piscinas desmontables

Las piscinas desmontables suponen la opción más económica del mercado (desde 500 euros) y cuentan con un montaje sencillo y rápido. Se trata de la mejor opción para espacios muy reducidos. Pueden ser de plástico, madera y acero, y según el material elegido el precio de la piscina variará. Las más recomendables son las de aluminio, ya que es un material superligero que sostiene bien el peso del agua; además, es muy fácil de unir para crear formas caprichosas. En contrapunto de estas instalaciones es que no son las más resistentes del mercado. Esto supone que sean necesarias las lonas protectoras para el suelo y la superficie, también de liners (lonas que contienen el agua) para posibles averías o pinchazos.

Piscinas prefabricadas

Las piscinas prefabricadas suponen una gran alternativa al clásico vaso de hormigón, pero con la gran ventaja de ser mucho más económicas (un 20% más que las de obra) y fáciles de instalar. Ponerlas cuesta alrededor de cinco días. Los materiales que se utilizan para éste tipo de piscinas son el poliéster o la fibra de vidrio. Se hacen de una sola pieza, evitando juntas y se colocan directamente sobre el terreno excavado. Es recomendable la instalación de éstas piscinas en terrenos regulares, ya que el terreno accidentado complica la instalación y aumenta los costes. Otra ventaja, además del precio, es que no dan problemas de incrustaciones ni acumulaciones de algas u hongos. En invierno, se pueden mantener vacías en invierno sin que sufran daños de ningún tipo.

Piscinas de obra

Las piscinas de obra son las más conocidas, debido principalmente a su durabilidad y resistencia. Normalmente, están fabricadas de hormigón, un material con una dilatada vida útil. Estas piscinas, cuentan con una impermeabilización total, siendo poco frecuente el riesgo de fuga. Además, son las más atractivas, cualquier diseño es perfectamente realizable, se adaptan a cualquier terreno con y sin desnivel. Son una excelente opción en zonas de difícil acceso como áticos o patios interiores. Su instalación dura entre 25-30 días y tienen un coste entre los 8.000 y los 19.000 euros, según las dimensiones.

Piscinas naturales

Actualmente, el tema ecológico está cada día más de moda, por esto desde Habitissimo recomendamos la opción de las piscinas naturales. Este tipo de instalación, permite su depuración a través de sus medios naturales. Una piscina natural funciona como un lago o río, eso significa que las plantas son las que se encargan de depurar el agua dulce, evitando los productos químicos.

Estas instalaciones, cuentan de dos partes: la de baño y la depurativa ambas del mismo tamaño. Suelen estar formadas por grava, arena o piedra volcánica y vegetación. Se requiere de la instalación de una bomba de agua y un circuito que paseo por la zona depuradora donde las rocas y las plantas, reducirán al mínimo los nutrientes del agua evitando que aparezcan algas. Por sus características, las piscinas naturales se integran muy fácilmente en el exterior, ya que al no tener una forma definida, suelen convivir perfectamente con el entorno. El precio medio es de 16.000 euros.

 

Facebook Comments