3 abril 2017

¿Qué hago si no me llega la señal WiFi a algunas partes de mi casa?

La señal WiFi en los hogares nos permite acceder a Internet desde cualquier parte del domicilio sin necesidad de estar conectados a través de un cable. Sin embargo, la calidad de esta señal no siempre es todo lo buena que cabría esperar para poder navegar y descargar sin problemas.
El principal inconveniente de tener una señal de baja calidad es la pérdida de velocidad. Si bien es cierto que puedes contratar alguna de las mejores conexiones a Internet del mercado para poner remedio, también puedes probar algunas soluciones para mejorar la señal que tienes actualmente.

Principales problemas para la señal WiFi

Es evidente que si nos conectamos por cable y colocamos objetos encima de él, la conexión podría empeorar ya que estamos “maltratando” el medio de conexión. Sin embargo, con la señal WiFi no somos conscientes de cuándo lo estamos haciendo. A continuación te mostramos cuáles son los principales enemigos de la señal WiFi.

La distancia. Es el principal problema a la hora de contar con una señal WiFi de calidad. A mayor distancia con respecto al router, menor será la potencia de la señal inalámbrica.

Los obstáculos. Atravesar objetos para una señal WiFi también supone una pérdida de potencia. No solo paredes, sino también el mobiliario y techos y suelos son otros de los peligros para la calidad de nuestra señal.

Las interferencias. En cualquier hogar tenemos otros dispositivos con señales inalámbricas como equipos de sonido, teclados o sistemas con Bluetooth que pueden interferir en la calidad de la señal WiFi.

Ya hemos identificado los principales problemas de la señal WiFi en cualquier domicilio, por lo que tan solo nos queda ver algunos consejos para mejorar la potencia de nuestro router.

Consejos para mejorar la señal WiFi

– Coloca el router en un lugar centrado de la casa. La situación de nuestro módem es realmente importante a la hora de tener una señal adecuada en todos los puntos del hogar. Colocar el router WiFi en un sitio lo más centrado posible nos ayudará a conseguirlo.

Evita situar el router en rincones o dentro de muebles. Estas localizaciones suponen obstáculos para la señal WiFi y puedes perder bastante potencia desde el principio. Lo mejor es colocarlo en un lugar alejado de estos puntos.

Orienta las antenas de forma adecuada. Si notas deficiencias en la señal en algún punto determinado de tu hogar, orienta alguna antena del router hacia ese punto de la casa. Eso sí, puede que de esta manera estés perjudicando a la potencia de la señal en otros puntos de la casa.

Utiliza un amplificador WiFi. Esta medida supone un gasto (puedes encontrar estos aparatos desde 20€) pero los resultados suelen ser bastante positivos. Estos dispositivos se sirven de la red eléctrica para replicar la señal en cualquier punto de la casa que cuente con un enchufe.

Consejos para aumentar la señal wifi

Prueba un reflector casero. Es una medida un tanto rudimentaria, pero puede ayudar si nuestro router está pegado a un mueble o una pared. Una simple lata de refresco rajada puede formar un panel que haga rebotar la señal WiFi hacia la zona que nos interesa.

Renueva tu router. El problema de la mala calidad de la señal en tu hogar puede ser el router. Las diferentes generaciones WiFi hacen que los de tipo AC sean bastante más potentes que los de tipo N, con capacidad de soportar una velocidad hasta cuatro veces superior.

Ya sabes cómo sacarle el mayor partido posible a tu red WiFi. Sin embargo, como te contábamos al inicio, si quieres mejorar la velocidad de tu conexión, la mejor opción suele ser contratar una nueva tarifa. Actualmente las conexiones de fibra óptica son capaces de ofrecer hasta 300Mb de velocidad en la mayoría de compañías, y cada vez con precios más económicos, similares a los de las conexiones de ADSL.

Facebook Comments