29 diciembre 2018

Durante una Junta de Propietarios no siempre se llega a decisiones con las que todo el mundo está de acuerdo. ¿Qué pasa si, tras una Junta de Propietarios, alguien no queda contento con la decisión tomada?

Es interesante conocer que los acuerdos tomados en la junta pueden ser impugnados, es decir, se puede solicitar al Juzgado que quede sin efecto alguna decisión que se haya tomado en dicha Junta, pero solo cumpliendo determinados requisitos establecidos en el artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Solo pueden impugnar los acuerdos, los propietarios que hubiesen salvado su voto en junta, los ausentes y los que indebidamente hubiesen sido privados del derecho de voto.

Debemos tener cuidado, porque, en el caso de que, pese a haber sido citados debidamente, no hayamos asistido a la reunión de la Junta de Propietarios, solo tendremos treinta días desde que tengamos conocimiento del acuerdo o recibamos el acta, para manifestar que no estamos de acuerdo por cualquier medio que deje constancia. En caso contrario, si no decimos nada, ello significaría un voto afirmativo, con lo que ya no podríamos impugnar.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que para poder impugnar acuerdos se requiere estar al corriente de los pagos de las deudas vencidas con la Comunidad o proceder previamente a su consignación judicial. Esta regla no se aplicará para la impugnación de acuerdos de la junta relativos al establecimiento o alteración de las cuotas de participación.

Además, los acuerdos de la Junta de propietarios serán impugnables ante los Tribunales solo en los siguientes supuestos y dentro de los siguientes plazos:

  • Cuando sean contrarios a la ley o a los Estatutos de la Comunidad de propietarios, durante 1 año.
  • Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia Comunidad en beneficio de uno o varios propietarios, durante 3 meses.
  • Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se haya adoptado con abuso de derecho, durante 3 meses.

 

La ocupación ilegal: un frenazo al sector inmobiliario

 

Es importante tener en cuenta, que los plazos indicados para impugnar los acuerdos de la Junta de Propietarios son plazos de caducidad, lo cual significa que no se pueden interrumpir, como sucede con los plazos de prescripción. Es decir, que si se dan los requisitos indicados la demanda tendría que estar interpuesta necesariamente dentro de dichos plazos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los acuerdos son ejecutivos, es decir que la impugnación de los mismos no suspenderá su ejecución, salvo que el juez así lo disponga con carácter cautelar, a solicitud del demandante, oída la comunidad de propietarios.

Si te han quedado dudas sobre cómo impugnar los acuerdos de tu comunidad o cualquier otra pregunta sobre temas como vecinos, comunidades, compra o venta de una vivienda, los abogados expertos de Legálitas te ofrecen, por ser lector de Fotocasa una consulta online GRATIS aquí o llamando al teléfono 91 558 97 64.

Facebook Comments