14 junio 2018

Disfrutar de largas veladas con una copa de vino, invitar a nuestros amigos a cenar a casa, cocinar con los niños mientras nos relajamos al sol…

Si tienes un jardín o una terraza, siempre puedes plantearte proyectar una cocina en el exterior. Las hay de muchos estilos, también de obra o móviles, pero todas ellas invitan a disfrutar de largas veladas estivales. Si quieres saber cómo disfrutar de una cocina de exteriores, Habitissimo te propone 7 ideas para diseñar la tuya.

 

Ventajas de cocinar en el exterior

Además de estar disfrutando al aire libre mientras preparamos las recetas más ricas, no tenemos que dar tantos paseos hasta la cocina si vamos a comer en el jardín. Pero además, los olores que a veces se producen en el interior nos los ahorraremos. Así que contando con espacio en el exterior, podemos proyectar la misma cocina completa que tendríamos en el interior pero en el exterior: con electrodomésticos, horno, mobiliario e incluso isla central. La puedes completar con todo tipo de almacenaje, barra, armarios y colgadores, siempre que te sea útil.

 

 

Una cocina estacional: solo para el verano

Muchas cocinas son modulares. Es decir, que podemos proyectarlas a la medida que deseemos. Eso hace que podamos personalizar la cocina a cualquier espacio y entorno. La zona de trabajo, la zona de lavado y la de preparado de alimentos pueden estar perfectamente limitadas con este tipo de estructuras. Incluso podemos incorporar una barbacoa móvil que podamos mover con facilidad: usar en verano y guardar en invierno.

Iluminar la cocina para las noches veraniegas

Cuando hace mucho calor, lo que realmente apetece es cenar al aire libre, en la terraza o jardín, para combatir las altas temperaturas. Por eso, si tenemos una cocina exterior, también es importante pensar en la iluminación. Lo más importante es la seguridad, por eso debes asegurarte de que toda la instalación eléctrica esté supervisada por un profesional. En segundo lugar, las luces LED suelen ser muy agradables y ayudan a crear ambientes cálidos, además de potenciar aquellas zonas más oscuras. También puedes incluir algún foco con luz directa sobre las zonas más importantes, como la de trabajo o la de cocinado de alimentos.

 

Cómo combatir el calor

Combatir el calor es otro de los grandes condicionantes a la hora de proyectar una cocina en el exterior. Si lo que queremos es combatir las altas temperaturas que sufrimos en verano. Por eso, una de las alternativas es incluir una pérgola en el jardín. Las hay de muchos materiales: madera, aluminio… También las hay móviles o estáticas y tienen la ventaja de que protegen del sol y también del viento y la lluvia, así que también son muy útiles en invierno.

Cocina XS

La falta de espacio no tiene por qué ser un impedimento para diseñar una cocina de exteriores, práctica y bonita. para los jardines XS, existen también modelos más pequeños para optimizar el espacio. Quizá no dispongamos de tanto hueco para el almacenaje, pero las funciones principales sí están aseguradas. También hay parrillas, hornos y barbacoas de tamaño “mini” para ser adaptadas a este tipo de cocinas.

 

Piensa en el diseño

Igual que la funcionalidad, es importante pensar en el diseño de la cocina que deseamos tener. Una cocina vintage, una cocina rústica, quizá moderna… Es importante tener claro este punto para diseñarla según nuestras preferencias. Por ejemplo, si el estilo que más te gusta es el bohemio, puedes decantarte más por la piedra como material principal y además, aprovechar este material para hacer una cocina de obra. El color lo podrás introducir a través de los complementos y así destacarlo sobre la tonalidad de la piedra.

 

 

Cocina abierta al exterior

¿Por qué descartar esta maravillosa idea? Quizá no queramos tener una cocina replicada en el exterior pero sí nos gusta la idea de cocinar mirando al jardín. En ese sentido, podemos concebir la cocina del interior a medio camino entre el interior y el exterior. Es decir, que podemos conectar ambos ambientes a través de unas puertas abatibles o correderas, que podamos abrir y cerrar completamente en función de nuestras necesidades. Así, aunque cocinemos dentro de casa, tendremos la sensación de estar haciéndolo al aire libre.

Facebook Comments