26 mayo 2020

Nuestra mente vincula el buen tiempo con poder estar un ratito al sol, comer, leer, echar la siesta al aire libre… pero hay que ser realistas, ya que no todos tenemos una finca o una parcela con un trocito de jardín… No obstante, seguro que muchos de vosotros tenéis en vuestro piso un pequeño balcón. Por ello ha llegado el momento de mimarlo, y desde habitissimo te ofrecen ideas para disfrutar de un balcón pequeño.

Los textiles, grandes aliados

Aunque parezca extraño, muchos balcones cuentan con mantas, alfombras, cojines y almohadones, esto es lo que aporta, color, calidez y confort a nuestra terraza. Además, si no tenemos espacio suficiente para colocar sillas, los almohadones son ideales para crear un espacio de confort y relax y poder sentarnos o tumbarnos al sol. Por supuesto que son elementos que, una vez volvemos al interior de la casa, tenemos que recogerlos para que no se nos estropeen, pero tardamos menos de cinco minutos en enrollar nuestra alfombra, doblar la manta y guardar nuestros cojines en un armario.

Mobiliario de exterior

Debemos escoger poco mobiliario, útil y por supuesto adaptado al exterior para que la lluvia y el sol no nos lo deteriore. Tenemos que coger piezas básicas como unas sillas y una mesa, así aprovecharemos para poder desayunar, comer o cenar al aire libre. Si aún tienes espacio, puedes incluir elementos puramente decorativos como candelabros, maceteros…

Madera, una apuesta segura

La madera aporta un toque natural y acogedor a nuestro balcón. Podemos cubrir una mesa con un camino en mimbre, colocar un puff, utilizar unas cajas de madera a modo de mesitas…

Madera y plantas en balcones pequenos

Plantas y flores

Por supuesto, no hay balcón sin flores. Aquí para gustos los colores, escoge tus flores favoritas, y completa la decoración de tu jardín improvisado con plantas verdes que aportan frescor y sean resistentes a la meteorología de tu ciudad. Las enredaderas son ideales si no queremos complicarnos, su propia caída ayudará a que todo el balcón quede decorado.

Iluminación

No hay mejor momento que un atardecer de verano, aprovechar los días de calor para hacer una cena a la luz de la luna. Esto no es algo al alcance de unos pocos, todos podemos disfrutar de una cena y buen vino al aire libre en nuestro pequeño balcón, para conseguir una atmósfera adecuada y la luz que necesitamos podemos colocar unas guirnaldas de luces alrededor de la barandilla del balcón.

Discreción

Si tenemos nuestro balcón demasiado a la vista de los vecinos de enfrente podemos forrar nuestra barandilla con una red, celosía, tela tipo loneta, o incluso puedes reciclar unas viejas persianas de bambú, le dará un aire muy exótico a la terraza.

Facebook Comments