26 abril 2018

Contar con un certificado energético es un trámite obligatorio que no se debe desatender.

Ahora, ¿cómo gestionarlo? Pues depende. Porque existen varios tipos en función de si se tramita sobre un edificio completo o una parte del mismo. Además, también hay diferencias si el certificado de eficiencia energética es para una vivienda o para un local. O si se realiza sobre un edificio existente o sobre uno de nueva construcción.

 

Certificado energético de edificio completo

Para tramitar el certificado energético de un edificio completo, es indispensable que todo el inmueble se destine al mismo fin. De lo contrario, será necesario hacer un certificado distinto para cada uno de los usos. La certificación en conjunto suele ser la fórmula elegida si se busca reducir los costes de la certificación. O si la construcción necesita el Informe de Evaluación de Edificios (IEE).

Cuando se opta por este certificado y el edificio está destinado a viviendas, el técnico que se encargue de la inspección tomará los datos del inmueble y su entorno, de sus instalaciones y, también, del mayor número de viviendas posible.

Hay que tener en cuenta que el procedimiento no será el mismo ni para proyectos de obra nueva, ni en función del uso del edificio. Si, por ejemplo, se destina a oficinas, se tendrán en cuenta aspectos que pasan de largo en el caso de  viviendas, como el consumo en iluminación.

 

Certificado energético de vivienda

Si, en vez de certificar el edificio, se opta por hacerlo unidad a unidad, cualquier propietario tendrá que gestionar su certificado energético, obligatorio para vender o alquilar una vivienda. Esta fórmula es muy habitual en edificios preexistentes, en los que la dificultad para que las comunidades de propietarios alcancen un acuerdo para la tramitación conjunta suele tirar del freno de esta modalidad.

La tramitación para una vivienda o para un bloque completo siguen un procedimiento equiparable.  Sin embargo, en el caso de una vivienda, pesarán en su calificación aspectos propios de la misma, como su orientación, su tamaño, o las reformas ejecutadas.

 

 

Certificado de eficiencia energética local comercial

Los locales comerciales también deben contar con certificación energética cuando se hayan acondicionado y se vaya a solicitar licencia de apertura.

Esta certificación, que suele acarrear tasas más elevadas, tiene sus particularidades respecto a la de las viviendas, como el peso de la iluminación. Mientras que en el uso residencial esta se excluye de las mediciones por su poco peso en el consumo global, en los locales comerciales la luz se tiene en cuenta, puesto que está encendida permanentemente. En la misma línea, un local puede obtener su certificado sin contar con agua caliente.

 

Certificado de eficiencia energética para obra nueva

Prácticamente cualquier edificio de nueva construcción o que sea objeto de una reforma sustancial necesita tramitar el certificado de eficiencia energética de obra nueva para cumplir con la normativa. Para ello, se darán varias particularidades respecto a otras construcciones también obligadas a certificar cuánta energía consumen y cuánto CO2 emiten. La diferencia fundamental para la certificación energética de obra nueva será que se hará en dos pasos. O, dicho de otro modo, que serán necesarios dos certificados.

El primero se solicitará en la fase de redacción del proyecto que se remitirá al ayuntamiento para la concesión de la preceptiva licencia. Al no tratarse de una obra ejecutada, se tratará de una estimación de la calificación que tendrá la edificación que, una vez terminada, necesitará tramitar el segundo certificado. Este se comparará con el de la fase previa y permitirá comprobar que se cumple con la normativa de eficiencia energética. Para los potenciales compradores, además, será un documento imprescindible para comprar en un inmueble o en otro en función de su  calificación.

Si tienes cualquier otra duda sobre cómo tramitar tu certificado energético, puedes consultar a través de Certicalia a expertos en la materia que resolverán cualquier cuestión.

Facebook Comments