31 octubre 2016

Un 11,5% de los hogares tiene contratada una potencia eléctrica superior a sus necesidades y dispone de amplio margen de ahorro si se decide a reducir los kilovatios contratados, según una nota de la comercializadora Holaluz. En concreto, la empresa calcula que por cada kilovatio de potencia contratada que se reduzca el consumidor puede ahorrar 50 euros al año sin que por ello pierda comodidad. En un caso más extremo, el consumidor puede ahorrar hasta 200 euros anuales en el recibo de la luz si reduce la potencia en 4 kilovatios (kW). En la actualidad, la potencia doméstica media ronda los 4,4 kW.

¿De  verdad necesitas toda esa potencia?

Con la llegada de los meses de frío, el gasto en calefacción se dispara y en la mayoría de los hogares aumenta la factura de la luz. La potencia eléctrica supone la mitad del coste de la factura, independientemente del consumo energético de la vivienda. «Si nunca te han saltado los plomos es un indicador de tener contratada una potencia superior a la necesaria», precisa la cofundadora de la empresa, Carlota Pi.

Normalmente para un piso situado en una zona climática mediterránea, con los electrodomésticos habituales y en que la calefacción y el agua sean con gas natural, una potencia de 4,6 kW sería suficiente para cubrir su consumo. En el caso de tener la calefacción y el agua con un termostato eléctrico o los radiadores con bomba de calor para un piso de 100 metros cuadrados, como máximo se necesita una potencia de 5,75 kW, con un 90% de seguridad.

Cuidado con los electrodomésticos que más gastan

Una vez ajustada la potencia contratada, los electrodomésticos son los máximos responsables del consumo eléctrico. El horno, la secadora y la plancha son los que utilizan más potencia. Por eso es interesante conocer qué porción del consumo de la factura se lleva cada electrodoméstico. Porque contribuye al ahorro. Respecto a los porcentajes de consumo de cada uno en relación al total de la factura mensual, los que más peso tienen son la nevera con un 30,6%, la lavadora con un 11,8%, el ‘standby’ con 10,7% y el horno con un 8,3%.

Y tú, ¿sabes cuál es la potencia eléctrica que necesitas en tu hogar?

Facebook Comments