24 octubre 2014

Para hacer un uso eficiente de la energía hay que tener en cuenta ciertas acciones, que no todo el mundo cumple, pero que son fundamentales para reducir el gasto y a ahorrar. Con una planificación adecuada y una conducta eficiente, se conseguirán importantes descensos del consumo.

No se trata sólo de tareas instintivas y cotidianas, también de otras que requieren una mayor implicación, pero conllevan importantes beneficios. A continuación, Gas Natural Fenosa propone algunos consejos sobre eficiencia energética que pueden ser de gran utilidad…

-Consultar los manuales de instrucciones de los electrodomésticos:
La mayoría de ellos cuentan con programas economizadores y consejos para que su uso sea más eficiente. En el caso de la calefacción, se puede, por ejemplo, activar el modo viaje, que hace que sólo se ponga en marcha con unos mínimos, o adaptar la calefacción a la ocupación de la casa. El uso de termostatos, en el caso de la calefacción, o la elección de un electrodoméstico de clase A, pueden suponer grandes niveles de ahorro energético.

-Acostumbrarse a utilizar la energía economizándola:
Usar agua caliente al lavar utensilios de cocina pero no al aclararlos, bajar dos puntos la temperatura de la vitrocerámica cuando el agua haya comenzado a hervir, activar el modo reposo del ordenador… Son cientos los gestos que pueden ayudar a reducir el consumo energético.

-Comprobar el funcionamiento de las instalaciones:
Evitar las obturaciones en las salidas de calor o frío, no colocar objetos sobre los radiadores o no tapar su superficie, comprobar que las rejillas de ventilación no están cubiertas… No sólo ayudará a usar la energía de manera más eficiente, también a detectar fugas.

-Programar un calendario anual de mantenimiento y revisiones:
Existen múltiples acciones que se pueden realizar para que en casa la energía funcione a pleno rendimiento; desde eliminar la escarcha del congelador del frigorífico, hasta avisar al técnico para que revise la caldera.

Un comportamiento eficiente tiene su recompensa. Sólo hay que mirar el contador para ver el resultado. Controlar el consumo resulta muy útil para ver los efectos y los defectos de una conducta eficiente, por eso es importante revisar los hábitos energéticos y leer correctamente la factura del gas o de la luz. Estar atento al consumo y su evolución permite ahorrar y hacer algo bueno por el medioambiente.

 

Facebook Comments