10 noviembre 2014

A la hora de reformar una casa o construir una nueva vivienda, los propietarios analizan distintas variables que le llevarán a elegir los cerramientos que mejor se adapten a su proyecto. Sin embargo, no todos eligen la mejor opción, porque se niegan a realizar una inversión que califican de excesiva.

El costo de una fachada de calidad superior y carpinterías de máximo aislamiento puede resultar alto, pero si se tiene en cuenta el ahorro en las facturas de luz y gas de los años siguientes, la inversión merecerá la pena. Un aislamiento adecuado puede permitir un ahorro de hasta un 70 % en la factura, que hará recuperar la inversión en poco tiempo, y gozar de un ambiente confortable.

Desde Habitissimo explican cómo lograr un aislamiento perfecto en la vivienda…

 

aislamiento de fachadas

Foto: Vitale Loft

Cómo elegir el mejor cerramiento de fachada

Existen diferentes opciones en el mercado. Las más comunes son:

Fachadas de una hoja trasdosadas por el interior
Fachadas de doble hoja con cámara
Fachadas ventiladas

El mejor cerramiento será el que ofrezca una mayor eficiencia y ahorro energético; esta característica estará determinada, entre otras, por el grosor y ubicación del aislante – cuanto más al exterior se encuentre y cuanto mayor sea su grosor, mejor será el aislamiento.

 

cerramiento de ventanas

Foto: Interiores Minimalistas

Cómo elegir el mejor cerramiento de ventana

Los tres tipos de perfilería más utilizados en las viviendas son: PVC, madera y aluminio.

– Las ventanas de PVC ofrecen un buen aislamiento, pero su principal desventaja es que se deterioran con el paso del tiempo, y por sus características no resultan convenientes para aberturas grandes.

– Las ventanas de madera son aislantes por naturaleza, y aportan un aire rústico y cálido a toda vivienda. Su principal desventaja es su costo y el trabajo de mantenimiento que hay que realizar en forma periódica.

– Las ventanas de aluminio son las más elegidas en la actualidad por sus prestaciones y su amplia oferta de acabados. Las ventanas de aluminio con rotura del puente térmico son las más eficientes en cuanto a aislamiento.

Además de la perfilería seleccionada, el tipo de cristal es fundamental para determinar la eficiencia del aislamiento; el CTE (Código Técnico de Edificación) exige ventanas con doble acristalamiento, y cuanto mayor sea el espacio entre los vidrios, mejor será su prestación. También se comercializan vidrios triples, recomendados para zonas de climas extremos.

Cada vez es mayor el número de propietarios que comprenden que una elección acertada de la fachada y ventanas para la casa es una inversión a largo plazo, que permitirá grandes ahorros año tras año. Un aislamiento mínimo puede ser económico al principio, pero con el tiempo, se puede pagar varias veces su valor en una abultada factura energética.

 

¿Tienes dudas, consulta con un experto?

 

Artículo de Habitissimo

 

Facebook Comments