3 marzo 2015

Llevar a cabo medidas de eficiencia energética en el hogar puede suponer un ahorro anual de entre 300 y 1.675 euros, según datos de un estudio de Kelisto.es. Estas medidas de ahorro y eficiencia energética en el hogar se pueden realizar con una inversión baja o nula y permiten un ahorro anual que varía desde los 17 a los 200 euros.

Entre esas medidas se encuentran aislar bien la vivienda, que puede suponer un ahorro de hasta 200 euros al año; instalar termostatos y temporizadores en los aparatos de calefacción, que pueden suponer 60 euros al año; hacer un uso eficiente de los electrodomésticos, que puede llegar a equivaler unos 30 euros anuales; o ajustar la temperatura del refrigerador y usarlo eficiente, con un ahorro de unos 17 euros anuales.

Otras medidas de más difícil valoración económica que pueden ayudar a ahorrar son el mantenimiento adecuado de los electrodomésticos y su limpieza regular, no abrir las ventanas con la calefacción encendida o ajustar el consumo de luz a la actividad que se realiza.

Asimismo, existen otros gestos que, a medio o largo plazo, pueden suponer un importe ahorro, como la instalación de una caldera de condensación, con más de 200 euros al año, que permite amortizar la inversión en muy poco tiempo.

Además, cambiar los electrodomésticos por otros más eficientes puede suponer un ahorro de hasta el 50% del consumo (100 euros anuales), mientras que las mejoras en el aislamiento del edificio pueden llegar a resultar un ahorro de energía de un 30%, hasta unos 200 euros al año.

 

Facebook Comments