La factura de la luz para un usuario medio subió unos 11 euros de media en marzo respecto al mismo periodo del año pasado, según la organización de consumidores Facua-Consumidores en Acción.

Así, marzo registró una subida interanual del 26,5% en el precio medio del kWh de electricidad, que se situó en 14,13 céntimos, frente a los 11,16 del mismo mes de 2020.

Por qué han incrementado los precios

Facua asegura que este incremento se debe a la subida de los precios en el mercado de la electricidad, procedente de centrales hidroeléctricas, y al hecho de que el mercado de los derechos de emisión de CO2 se ha disparado.

De hecho, la organización alerta de que este incremento es aún mayor que el que se registró durante el mes de enero, cuando llegó al 25,8%, coincidiendo con la borrasca Filomena. Aun así, el precio del kWh no alcanzó en marzo los niveles de enero de 2021, cuando estuvo en una media de 16,75 céntimos.

No obstante, la factura del usuario medio subió un 18%, según Europa Press. De los 80,48 euros de enero y los 62,08 euros de febrero, la factura mensual del usuario medio quedó en marzo en 70,90 euros. Esto representa un incremento del 18% con respecto a los 60,06 euros de marzo del año pasado, y, por lo tanto, una diferencia de 10,84 euros.

Exigencias al Gobierno

Facua exige al Gobierno que acelere el cumplimiento de los compromisos programáticos adoptados por PSOE y Unidas Podemos al inicio de la legislatura en materia de política energética.

Entre ellas, destaca su demanda de rebajar el elevado precio del término de potencia, la aplicación de un precio más bajo para los primeros kWh consumidos y la eliminación de la sobre-retribución que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización.

Por otro lado, exige una bajada sustancial de los impuestos indirectos que se aplican a la factura eléctrica de las familias, que según la organización superan el 27%, al sumarse el IVA general del 21% con el impuesto especial sobre la electricidad.

Por último, espera que una reforma del bono social para que muchos más consumidores puedan acceder a él y aumente el descuento que representa sobre la tarifa semi regulada PVPC.

 Consejos de Facua

La factura eléctrica de 2020 fue la más baja de la última década, según el análisis de Facua sobre la evolución de la tarifa semi regulada PVPC. Para intentar volver a los mismos valores, la organización aconseja desconfiar de ofertas basadas en tarifas planas, así como evitar pasarse al mercado libre, dado que en éste los precios son mucho más elevados.

COMENTARIOS