26 marzo 2015

Cada vez son más los usuarios que instalan gas natural en sus casas: para la cocina, la calefacción o el agua caliente. Se trata de una energía muy económica, sin interrupciones en el suministro y, sobre todo, muy segura.

Algunas viviendas aún no tienen la instalación realizada porque la red de distribución no está habilitada en su zona y son las distribuidoras las que se están encargando de ampliar esos sistemas actualmente.

 

¿Quién realiza la instalación de gas?

La instalación de gas natural tiene que realizarla un técnico autorizado, contratado por el cliente. Para esto, el propietario o inquilino de la vivienda puede recurrir a dos opciones:

• Contactar con la distribuidora de su zona, que enviará a un técnico autorizado que se encargue de toda la gestión.

• Llamar directamente a una empresa instaladora, independiente de la distribuidora, y solicitar todas las obras correspondientes con ellos.

El usuario es libre de escoger cualquiera de estas dos opciones, así puede comparar el precio que supone realizar la instalación con cada una de ellas y la posibilidad de suscribirse a posibles subvenciones que ofrece la comunidad autónoma en la que se encuentra la vivienda.

 

¿Cuánto cuesta una instalación de gas natural?

No existe un coste exacto de la instalación de gas natural; es un importe distinto para cada usuario, dependiendo de las características de la vivienda y del tipo de instalación que se quiera efectuar y para qué aspectos se necesita.

Se puede asegurar que instalar gas natural en una casa supone un coste muy elevado, pero por su utilización y por el ahorro que supone para el consumidor, se trata de una inversión amortizable en un periodo muy corto de tiempo.

Aunque no se puede establecer un coste fijo para la instalación de gas natural, resulta muy recomendable solicitar varios presupuestos a empresas instaladoras y escoger aquella que realmente ofrezca un precio más competitivo.

 

¿Cuándo finalizan las obras para instalar el gas?

La instalación de gas natural en una vivienda requiere un periodo de tiempo que no es exacto, pero este dato puede quedar registrado en el presupuesto inicial que le facilite la empresa instaladora o se puede consultar con el técnico autorizado, encargado de las obras en el domicilio.

 

gas natural

 

¿Puedo poner gas natural en una casa de alquiler?

Algunas viviendas alquiladas no tienen instalación de gas natural porque, hasta hace poco tiempo, no estaba disponible esa energía. Si el inquilino quiere tener de gas en el domicilio, debe consultar este aspecto con el propietario.

Generalmente, el arrendatario no solicita una instalación de gas natural al propietario porque supone una inversión muy elevada, y esto puede significar que el dueño no quiera aceptar la propuesta. Además, la mayoría de estos inmuebles cuentan con otros sistemas para calentar tanto el agua como el domicilio.

 

¿Por qué es mejor instalar gas natural?

El gas natural es un suministro que está considerado como un puente entre las energías convencionales y las renovables. Se trata de un abastecimiento con un precio muy barato, que no necesita demasiado mantenimiento, comparado con el propano o el gasóleo, y que apenas tiene emisiones de CO2.

El mayor aliciente para decidir si instalar gas natural o no en una casa es el bajo importe de la factura, sobre todo si se toma como referencia el precio marcado en el suministro de luz, propano o gasóleo en los últimos tiempos.

 

Calefacción de gas natural

La instalación de gas natural normalmente consta de varios componentes. Por un lado se tiene que llevar la acometida de gas hasta la vivienda para conectarla con la instalación, pero después deberá ponerse un calentador, si el suministro es solo para agua caliente, o una caldera, en el caso de que se requiera la energía para agua caliente y la calefacción.

Si el consumidor necesita el abastecimiento para la calefacción de gas, tendrá que realizar la instalación de los radiadores en la vivienda. A pesar del precio de la instalación, el kilovatio hora (kWh) de gas natural es tres veces más barato que el de electricidad, lo que implica que en un breve periodo de tiempo la inversión se habrá rentabilizado.

 

Facebook Comments