5 noviembre 2014

El cambio de tarifa de gas natural se tiene que tramitar directamente con la comercializadora actual o con cualquier otra que ofrezca mejores condiciones. Se trata de una gestión rápida, sencilla y que se puede tramitar de cualquiera de estas maneras:

– En la oficina de la compañía de gas.
– Utilizando los formularios online.
– Mediante contratación telefónica.

La opción más utilizada por los clientes suele ser la llamada de teléfono, puesto que le permite hablar con un operador sin tener que desplazarse y puede gestionarse toda la tramitación sin interrupciones de ningún tipo.

 

¿Por qué motivos cambiar la tarifa de gas?

Cuando un cliente da de alta el gas natural en una vivienda tiene que contratar una tarifa con la compañía y ahí se pacta no solo el precio sino también las condiciones que se suscriben. Cuando este quiere cambiar su tarifa, puede deberse a cualquiera de estas razones:

– El descuento ofrecido ha dejado de estar vigente.
– Las condiciones de contratación ya no son ventajosas.
– El consumidor está descontento con el trato recibido por la comercializadora.
– En casos de viviendas alquiladas o compradas, el nuevo inquilino puede tener otras necesidades que cubrir y le conviene más otra tarifa del mercado.

Cualquiera de estos aspectos pueden propiciar que un cliente quiera cambiar la tarifa, pero lo puede hacer dentro de la propia compañía actual, porque le ofrecen esa opción, o buscar una oferta con cualquier otra compañía del sistema de gas natural.

 

¿Cómo comparar las ofertas de gas natural?

Si el consumidor quiere iniciar una búsqueda para comprobar si hay alguna tarifa de gas más económica, puede utilizar un comparador de gas, que toma como referencia los datos del suministro y elabora un listado con todas aquellas que se ajustan a lo buscado. Los datos que se tienen que ingresar para un resultado óptimo son los siguientes:

– Una estimación del consumo anual de gas.
– En qué aspectos se emplea el gas natural como calefacción, cocina y agua caliente.
– Características de la vivienda, incluyendo si dispone de un buen aislamiento.
– Número de habitantes que tiene ese domicilio.
– Especificar la provincia donde se encuentra.

Una vez facilitados todos estos datos, se mostrará una lista con todas las ofertas y toda toda la información sobre la compañía de gas y lo que se necesita para la contratación.

 

Documentos para cambiar la tarifa de gas

Para iniciar la tramitación del cambio de tarifa de gas natural el usuario tiene que ponerse en contacto con la comercializadora. El operador que le atienda necesita que tenga una factura a mano y facilite los siguientes datos que aparecen en ella:

Datos del titular incluyendo el DNI.
– Dirección completa de la vivienda.
– Tarifa de acceso de gas natural. Las viviendas domésticas suelen tener peajes de acceso 3.1 o 3.2.
– Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que siempre aparece en una factura anterior (si no se dispone de un recibo de gas natural se puede solicitar a la distribuidora de su zona).
– Cuenta bancaria.

La compañía, desde ese momento, tiene un plazo estimado de entre 15 y 20 días hábiles para tramitar el cambio, ya que se tiene que esperar hasta que se abre el periodo de facturación para hacerse efectivo.

Esto implica que puede darse el caso de que llegue una última factura con las anteriores condiciones contratadas, solo durante ese periodo de facturación que estaba abierto, pero la siguiente ya deberá incorporar todos los cambios.

 

¿Cuánto cuesta cambiar la tarifa de gas natural?

El cambio de tarifa de gas natural es una gestión totalmente gratuita. De hecho, es un trámite que se puede realizar con otros como el cambio de titularidad, el cambio de cuenta bancaria o el cambio de compañía de gas.

 

Facebook Comments