3 junio 2014

Los consumidores han visto cómo el precio de la electricidad aumentaba en los últimos años, obligándoles a buscar nuevas medidas para rebajar el consumo realizado y permitiéndoles ahorrar en el recibo eléctrico. En este artículo se explican cada una de esas medidas, para que el usuario pueda llevarlas a cabo si lo desea.

 

Nuevas tarifas eléctricas 2014

El Ministerio de Industria ha implantado un nuevo sistema de tarificación para la electricidad, suprimiendo el método conocido como subastas eléctricas e imponiendo un precio por horas marcado por el mercado mayorista (pool).

El nuevo procedimiento hace una distinción entre los consumidores con contador analógico y los que disponen de uno digital. Los primeros no podrán acogerse al “precio por horas” mientras que los segundos sí podrán hacerlo. Las nuevas tarifas eléctricas de 2014 se estructurarán de la siguiente manera en el sistema eléctrico:

• La tarifa por horas marcará un precio en cada momento del día y será apta para usuarios con contador inteligente.

• El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor se calculará a través de un precio medio ponderado.

• Algunas compañías eléctricas están ofreciendo precios trimestrales a sus clientes.

• La tarifa fija anual establecerá un precio para todo el año y será más cara que las opciones anteriores.

El consumidor podrá acogerse a cualquiera de estas tarifas, pero las más recomendables son aquellas que fijan un precio y dan seguridad al cliente sabiendo cuánto tendrá que pagar por el consumo realizado.

TARIFAS ELECTRICAS

Cambiar la tarifa de luz

Si un cliente quiere ahorrar en la factura de la luz podrá fijarse en el precio que paga por el término de potencia y el de consumo. El importe puede ser muy elevado y las condiciones de contratación no tiene porqué ser las más adecuadas. En estas ocasiones, se recomienda al cliente realizar una comparativa de las tarifas eléctricas, donde pueda ver qué ofrecen el resto de compañías.

Para este tipo de acción se suele utilizar un comparador de luz, que busca la oferta más económica y presenta la comercializadora que mejores condiciones ofrece en ese momento. El consumidor deberá fijarse en los siguientes aspectos de la tarifa que serán los más importantes para él:

• En qué término de electricidad se aplica el descuento y qué ahorro le supondrá.

• Si la comercializadora obliga a contratar algún servicio de mantenimiento.

• Si la tarifa tiene una permanencia obligatoria que conllevará una penalización si se rompe dicho contrato.

 

Reducir la potencia eléctrica

La potencia eléctrica es aquella que permite conectar una serie de aparatos eléctricos, que se contrata con la compañía al dar de alta la luz y que no podrá ser sobrepasada puesto que sino saltará el Interruptor de Control de Potencia (ICP). Este concepto también se refleja en la factura como término de potencia y puede cambiarse una vez al año.

Si el usuario tiene una potencia elevada, que es excesiva para su suministro eléctrico, debería plantearse la posibilidad de rebajarla. La reducción de potencia es un trámite rápido, fácil y efectivo que puede realizarse en una llamada telefónica. El siguiente cuadro muestra la evolución del precio del kilovatio hora (kWh) y el ahorro que podría suponer para el cliente:

TARIFAS ELECTRICAS

Como se puede ver, el precio de la potencia eléctrica ha aumentado en los últimos trimestres y los consumidores han tenido que pagar más por ello. A la hora de efectuar una rebaja en la potencia, se recomienda tener una factura a mano y poder aportar todos los datos necesarios.

 

¿Conviene la tarifa con discriminación horaria?

La discriminación horaria es aquella que tiene un precio del kilovatio hora (kWh) más barato en las horas nocturnas frente a las diurnas. Este tipo de modalidad cuenta con dos variantes que se estructuran de la siguiente manera:

• Tarifa con discriminación horaria (2 periodos) que tiene un horario para invierno y verano.

o El periodo valle es el más barato y engloba las horas nocturnas.

o El periodo punta es el más caro y se comprende en las horas del día.

 

• La tarifa con discriminación horaria (3 periodos) solo dispone de un horario para todo el año.

o El periodo supervalle se registra en las horas de madrugada y tiene el precio más barato.

o El periodo valle sigue siendo económico y se centra en las horas de noche.

o El periodo punta siempre será por el día y el más caro de todos.

 

La tarifa con discriminación horaria es rentable para las personas que tengan hábitos muy concentrados, que puedan consumir al menos un 30% de la energía por la noche y que puedan programas su gasto cuando más barato es el precio. En caso contrario, la discriminación horaria podría ser contraproducente y ocasionar un gasto mucho mayor para el usuario. Además, si se dispone de una tarifa normal se deberá cambiar el contador de analógico a digital y pagar el coste de ello a la distribuidora de su zona.

 

Facebook Comments