28 diciembre 2017

Según la encuesta mensual del CIS, los problemas medioambientales se sitúan a la cola de las principales inquietudes de los españoles.

Y están muy por detrás de temas como el paro, los problemas de índole económica o la corrupción y el fraude. Sin embargo, parece que durante los últimos años muchos conciudadanos han tomado conciencia de la problemática ambiental.

Lo cierto es que son muchas las pequeñas acciones que puedes hacer para que tu huella ambiental se reduzca. Y conseguir que tu día a día sea más amable con el ecosistema. Mejorar la eficiencia energética de tu vivienda es una de ellas. Básicamente, consiste en reducir el consumo de energía, pero no se trata de ahorrar sin más. Sino de utilizar mejor las fuentes energéticas.

 

Trucos para mejorar la eficiencia energética

Tienes muchas maneras de colaborar con el medioambiente. Y de convertir tu hogar en un inmueble eco friendly. Esto también te ayudará a rebajar la factura de la luz. Por ejemplo, en invierno puedes regular el termostato de la calefacción para que no supere los 21 grados, teniendo en cuenta que cada grado extra incrementa el consumo un 7 %.

También puedes asegurarte de que las ventanas de tu casa cuenten con un buen aislamiento para que no se escape el calor. Y, en caso de no ser así, invertir en ventanas de doble cristal. Si la reforma es demasiado costosa, también puedes poner burletes. Y, cómo no: adecuar tu vestimenta a la estación del año, haciendo provisión de mantas y edredones en invierno, para así evitar aumentar la temperatura de la calefacción.

En cuanto al agua, puedes instalar pulsadores dobles en el inodoro. Te servirán para calibrar la cantidad de agua necesaria cada vez que tiras de la cisterna. Tampoco tienes que descuidar la iluminación. Algo tan sencillo como apagar las luces que no necesites, aprovechar la luz natural o instalar lámparas de bajo consumo te ayudará a mejorar la eficiencia energética de tu hogar. Por último, y no menos importante, si utilizas electrodoméstico de clase A, ayudarás a reducir el consumo y, además, reducirás el gasto económico.

 

eficiencia energética

 

Préstamos para costear una reforma verde

Aunque a la larga acabe siendo rentable, equipar tu casa para hacerla más sostenible puede ser caro. De ahí que, si realmente te lo estás planteando, puedas necesitar la ayuda del banco. Por lo general, los ecopréstamos están pensados para que financies la adquisición de bienes o servicios respetuosos con el entorno y para mejorar la eficiencia energética de un inmueble, señalan desde el comparador de préstamos personales HelpMyCash.com.

Algunos proyectos que podrías financiar con un préstamo verde serían la compra de un vehículo eléctrico o híbrido. La adquisición de electrodomésticos de bajo consumo. O la instalación de placas fotovoltaicas para mejorar la sostenibilidad de tu hogar.

Por lo general, si quieres solicitar uno de estos créditos para iniciar un proyecto verde, necesitarás presentar una factura proforma. Te sorprenderá saber que, en muchas ocasiones, este tipo de préstamos ecofriendly tienen un tipo de interés inferior a la media. Esto significa que la inversión, a la larga, puede valer la pena si tienes en cuenta que ahorrarás en el consumo cotidiano.

 

¿Qué bancos ofrecen préstamos sostenibles?

Aunque puedan parecerte un producto exótico, cada vez son más las entidades que comercializan préstamos verdes. El Crédito Sostenible de Bankia es un ejemplo. Está pensado para que puedas hacer frente a la compra de electrodomésticos, como lavavajillas, frigoríficos o aires acondicionados, de clase A. O para que reformes tu casa en aras de mejorar su eficiencia energética, por ejemplo, mediante la instalación de calderas de condensación. Tiene un plazo de hasta ocho años, está exento de comisión de apertura y su tipo de interés es del 6 % (6,17 % TAE).

Kutxabank comercializa el llamado Préstamo Verde. Está pensado, o bien para la compra de un vehículo ecológico, o bien para mejorar la eficiencia energética de una vivienda. Te ofrece hasta 75.000 euros y puedes devolverlos en un máximo de siete años. Tiene un tipo de interés preferente por ser un crédito sostenible.

MicroBank se enfoca en las familias con ingresos modestos que no quieran dejar de lado la sostenibilidad de su hogar. Si cobras menos de 18.000 euros al año o tu núcleo familiar ingresa menos de 36.000 en su conjunto y quieres potenciar el consumo sostenible, puedes solicitar el Ecomicrocrédito. Concede hasta 25.000 euros a devolver en un máximo de seis años con la posibilidad de solicitar una carencia de capital de un año. Tiene un tipo de interés en condiciones preferentes.

Caixa Ontinyent va más allá y ajusta el tipo de interés de su préstamo verde al grado de eficiencia energética que quieras lograr con la reforma. De manera que si tu objetivo es mejorarla al máximo, hasta el nivel A, el TIN será del 2 %, mientras que si tu inmueble se sitúa en el peor nivel, el TIN será del 7 %.

Por último, el Préstamo Verde de Bigbank también parte con un tipo de interés muy competitivo. Te permite conseguir hasta 15.000 euros con un plazo máximo de amortización de seis años. En función de a qué dediques el dinero, el tipo de interés será mayor o menor. Si quieres comprar un vehículo eléctrico, el TIN será del 3,99 %. Para la adquisición de un vehículo híbrido, del 5,95 %; para instalar paneles solares, del 6,74 %, y para otros proyectos relacionados con las energías renovables, del 9,99 %.

Facebook Comments