13 junio 2014

La elección de una piscina conlleva tener en cuenta factores tan importantes como el entorno, el espacio disponible, las personas que harán uso de ella, la utilización, el mantenimiento y, claro, el presupuesto. Lo mejor es consultar con un técnico especializado, arquitecto o aparejador que diga cuál es la piscina perfecta en cada caso y solicitar presupuestos a distintas empresas. Las piscinas se pueden clasificar según…

 

tipos de piscinas

TIPOS DE ESTRUCTURA

De obra

Son las más comunes por su alta resistencia, durabilidad y su gran atractivo, gracias a la infinidad de acabados que ofrecen. Suelen estar realizadas de hormigón, hormigón Gunita o un sistema de encofrados de hormigón en bloques. Las desventajas son el dilatado tiempo de su construcción y el presupuesto que requieren. Su construcción consiste en excavar el terreno y forrarlo con una lámina de poliéster. Luego se coloca una lámina de hierro para armar el vaso y se cubre de hormigón clásico, de Gunita o bloques encofrados. Estos dos últimos son los más resistentes, impermeables y duraderos.

 

Prefabricadas

Destacan por la rapidez de su instalación (entre 10 y 15 días) y su amplia gama de formas y acabados. Además, son bastante más baratas que las de obra, aunque no tan duraderas y resistentes como estas. Entre las desventajas, decir que también requieren excavado y que pueden decolorarse con el sol del verano. Se instalan tras escavar e igualar el suelo con un lecho de grava como aislante; luego, se colocan sobre el lecho si son de poliéster, se sueldan las distintas partes si son de acero, o se unen por el perímetro los paneles de PVC liner o fibra de vidrio. Tras esto, se recubren de hormigón por capas o rellenan de grava los espacios sobrantes.

 

Desmontables

Perfectas para espacios reducidos o para aquellos que quieren una piscina sin tener un gran presupuesto. Están realizadas con materiales duraderos, para que se puedan montar y desmontar cuando se quiera, de forma rápida y sencilla. Existen infinidad de modelos y precios, para todos los gustos y bolsillos. No requieren obras ni un mantenimiento constante, pero no son, evidentemente, tan resistentes como las de obra y puede dar pereza montarlas.

 

tipos de piscinas

MATERIALES

Hormigón

Es de los materiales más comunes en la fabricación de piscinas de obra y en algunas prefabricadas para su instalación. El hormigón puede ser el clásico vaciado, a modo de muros de contención, aunque resulta más costoso de aplicar y ofrece pocos diseños; también está el hormigón de Gunita, armado y muy resistente, proyectado a gran presión para evitar las juntas, que proporciona más estanqueidad y permite multitud de acabados con diferentes formas y colores; Además, están los encofrados de hormigón armado, unos bloques muy duraderos y resistentes, revestidos con PVC, dúctil y flexible.

 

Acero

Ha ganado mucho terreno en estos últimos años por su rápida instalación (entre 10 y 15 días) y su gran resistencia y durabilidad, comparables a la del hormigón. Otra de las ventajas es la gran flexibilidad de los paneles que las forman, que permiten multitud de formas y diseños. Como defectos, señalar su precio elevado y la necesidad de excavación. Su instalación consiste en soldar unas placas con otras y luego recubrirlas de PVC reforzado en una sola pieza.

 

Madera

Las piscinas de madera pueden ir sobre el suelo, estar medio enterradas o totalmente enterradas; sea como sea, aportan una imagen rústica y hogareña y, pese a lo que pueda parecer, resultan muy resistentes, aunque no tanto como las de hormigón o acero. Entre sus desventajas, destacar sus escasas formas, normalmente, octogonales y rectangulares.

 

De poliéster

Estas piscinas, fabricadas en poliéster reforzado con fibra de vidrio, resultan muy económicas y se pueden moldear al gusto. Entre sus puntos débiles, el desgaste que sufren con el sol y el uso. Este material se emplea en las piscinas prefabricadas, realizadas en una sola pieza, y también en paneles de piscinas desmontables.

 

Aluminio, lonas de PVC y otros materiales

El aluminio es un material liviano que sostiene el peso con firmeza. Por esto y por lo fácil de ensamblar, es uno de los más empleados en la fabricación de piscinas desmontables. Junto a él, las lonas de PVC y otros materiales ligeros y resistentes son perfectos para estas piscinas.

 

tipos de piscinas

EL MANTENIMIENTO

Requieren mantenimiento

Antes se optaba siempre por vaciarla hasta la llegada de la época estival, pero ahora existen otras alternativas más prácticas y ecológicas, gracias al uso de productos químicos. Sea como sea, las piscinas de obra o prefabricadas requieren un mínimo mantenimiento: desde la calidad del agua, hasta la reparación de grietas, filtros, baldosas o pintura.

 

No requieren mantenimiento

Una opción perfecta para quienes no quieran realizar mantenimiento son las piscinas desmontables: terminada la época de baño, se vacían, desmontan y guardar hasta la próxima temporada.
Por otra parte, hace años que están de moda las piscinas naturalizadas: estanques artificiales que no requieren productos químicos y cuyo funcionamiento consiste en el poder filtrador de algunas plantas y materiales como la grava y arena.

 

Facebook Comments