24 abril 2019

PUBLIRREPORTAJE

¿Cuánto tiempo pasas en el salón de tu casa? Con el cambio de estación, lo normal es plantearse darle un aire nuevo al salón para que, gastando poco dinero, podamos conseguir una renovación muy resultona.

De hecho, no hace falta que te propongas darle una mano de pintura al salón o hacer alguna obra menor. Olvídate del polvo y de mover muebles. Lo que hoy queremos proponerte son una serie de ideas inspiradoras (e irresistibles) para que tu salón luzca renovado y acogedor esta temporada primavera-verano.

Empieza por los cojines

Empieza por los cojines

Una buena manera de cambiar el estilo de tu salón es a través de los textiles. Sustituir las antiguas fundas de los cojines por unas nuevas le dará a tu salón un aire completamente nuevo. En IKEA puedes encontrar una gran variedad de fundas con las que podrás aprovechar los cojines que ya tienes en casa.

A la hora de elegir unas fundas nuevas es importante que tengas en cuenta el estilo de tu salón, el color del sofá, de las paredes y en general, las tonalidades que predominan en la estancia. Tienes opciones muy coloridas y florales, estampados tropicales, flores que parecen acuarelas, series muy veraniegas y las clásicas tonalidades pastel, que aportan candor y tranquilidad.

Las alfombras también son para el verano

Las alfombras también son para el verano

Cuando pensamos en alfombras, lo hacemos para el invierno y el otoño, con el objetivo de aportar calidez a nuestro salón. Sin embargo, a los enamorados de las alfombras les cuesta acostumbrarse a prescindir de ellas durante el resto del año. Debes saber que existen alfombras perfectamente válidas para los meses de más calor, tanto por los materiales como por los colores.

Algunas de las alfombras que te proponemos para esta época del año también son aptas para salones exteriores y tienen estampados y franjas de colores que nos transportan directamente al verano.

Una mesa divertida para comidas frugales

Una mesa divertida para comidas frugales

Cuando llega el buen tiempo nos apetecen las comidas fresquitas, mucho más frugales que invierno, y poco calóricas. Para dar vida a comidas y cenas también podemos decantarnos por cambiar los manteles, optando por el algodón y por estampados de colores vivos y alegres.

Si comes solo o en pareja, también puedes elegir manteles individuales, con los que tendrás puesta la mesa en un abrir y cerrar de ojos. Aprovecha este momento para renovar tu cubertería, los vasos  adquirir un nuevo frutero para tener fruta más a mano o hacerte con una colorida botella o jarra para servir limonada fresca a tus invitados.

Un poco más de espacio en las paredes

Un poco más de espacio

En nuestras casas siempre nos falta espacio para guardar cosas. También en los salones. Pero para ganar más espacio – sobre todo si solo necesitas un poco más -no hace falta que instales grandes muebles. ¿Has pensado en el las posibilidades que te ofrecen las paredes de tu salón? Las baldas y estantes de pared pueden darle un nuevo aire a tu salón, ya sea para colocar elementos decorativos y plantas, o para guardar libros o revistas.

Hay estanterías que te permitirán aprovechar una pared pequeña, porque crecen en sentido vertical. Su finalidad es prácticamente decorativa, porque ofrecen poco espacio a lo ancho. También puedes instalar un estante con cajones, discreto pero útil, o estantes tipo puente, más amplios, para guardar libros.

Hazte con nuevos elementos decorativos

En cuanto tengas claras las novedades que añadirás a tu salón, podrás ponerte manos a la obra con la renovación de los elementos decorativos. No es recomendable sobrecargar los ambientes con infinidad de figuritas, plantas, velas o jarrones. En cualquier caso, lo importante es tener claro cómo quieres ambientar tu salón y a partir de ahí, elegir los elementos decorativos.

En IKEA tienes una amplia selección de velas y portavelas, imprescindibles para crear un buen ambiente a la hora y en la ocasión que quieras. También puedes elegir un jarrón que case a la perfección con el estilo y los colores del salón (piensa en los cojines, la alfombra o cualquier otro textil nuevo que hayas elegido) y añadirle flores, que aunque sean artificiales, le darán un toque primaveral estupendo a la estancia.

Si no sabes muy bien por dónde empezar, quizá puedas echarle un vistazo a esta colección de accesorios decorativos, en la que encontrarás diferentes artículos dependiendo de la época del año y las tendencias del momento. En el caso de que estés pensando en decorar las paredes, también puedes elegir alguno de estos marcos para añadir dibujos o fotos propias, optar por un vinilo decorativo o renovar el reloj de pared.

Ya has visto que puedes hacer mucho para renovar tu salón. ¿Qué ideas tienes tú para esta primavera-verano?

Facebook Comments