17 febrero 2018

A veces somos incapaces de definir el estilo decorativo de nuestra vivienda.

Y es que, en algunos casos, el estilo es híbrido. Por este motivo, Habitissimo te recomienda las mejores combinaciones para decorar tu casa con estilos bien diversos. Estas mezclas de estilos decorativos son todo un arte. Lo más importante es que el conjunto sea armonioso.

 

mezcla de estilos

Foto: Vintagehome

 

Rústico y minimalista

Lo importante de mezclar una decoración de estilo rústico y minimalista es conseguir un buen equilibrio entre ambos. El estilo rústico sigue siendo tendencia y destaca por el uso de estructuras originales a la vista y sin apenas tratar. También por las carpinterías de madera. Y los tonos piedra y grises.

Cada vez es más común ver este estilo renovado con elementos de diseño minimalista. Para que la combinación sea perfecta lo ideal son los tonos tierra junto al blanco. Y dar continuidad con muebles y complementos lisos y neutros, sin apenas decoración.

 

Vintage e industrial

 

Vintage e industrial

Los estilos vintage e industrial son fáciles de combinar. Ambos juegan a dar importancia a determinadas piezas o muebles. La decoración vintage industrial deja las estructuras a la vista: vigas, tuberías, cables. Y esto combina a la perfección con muebles de segunda mano y piezas especiales.

Este tipo de ambiente híbrido te permite estas combinaciones. Y tiene garantía de éxito. Otro elemento característico son los grandes ventanales de hierro que se usan para separar espacios.

 

Tropical y tradicional

 

Tropical y tradicional

El papel pintado ocupó un lugar primordial en las casas de nuestros abuelos. Recurrir a él y a los textiles es una de las formas más sencillas para llevar a tu casa las últimas tendencias. Y mezclar sin pudor el estilo tropical con otros más tradicionales, incluso en las habitaciones de los peques.

 

Nórdico y color

 

Nórdico y color

El estilo nórdico suele asociarse con tonos neutros: blancos, grises, verdes menta y colores pastel. Si nos hemos decantado por un estilo nórdico principal, con muebles de líneas rectas y materiales naturales, dar un toque de color puede ser la clave para un estilo más híbrido y desenfadado.

 

Shabby Chic

 

Shabby chic y minimalista

El estilo Shabby Chic tiene su origen en cottages ingleses con muebles usados que se pintaban una y otra vez. Para mezclarlo con un espacio minimalista es necesario tener en cuenta la clave: el uso de colores puros y de estampados sobrios y lisos. De ese modo, la mezcla ideal mantendrá el tono unificado y se añadirán detalles boho, como unas sillas de líneas románticas, muebles decapados o textiles que den ese toque más bohemio.

 

Boho chic

 

Boho chic

El estilo Boho Chic ya de por sí no sigue normas ni convencionalismos y es un estilo híbrido en sí mismo. Estos ambientes bohemios cálidos y llenos de color encuentran inspiración en África o Asia. Además de dar ese toque étnico, las obras de arte y recuerdos de viajes son importantes en el estilo boho chic porque lo hacen único.

Facebook Comments