24 septiembre 2018

La decoración y diseño de interiores va más allá de la elección de las líneas del mobiliario o la distribución de las estancias.

Cada elemento actúa en conjunto y, en ese puzle fantástico que constituye todo hogar, las paredes juegan un papel fundamental. Hay quienes aseguran que las paredes hablan. Desde esta perspectiva, los muros de nuestra casa dicen mucho de nosotros y, en consecuencia, hay que dedicarles la atención que se merecen.

Colores, texturas, materiales… El abanico de posibilidades es amplio. ¿Por dónde empezar? El presupuesto puede servirnos de punto de partida aunque, por increíble que nos parezca, existen soluciones de lo más creativo adaptadas a todos los bolsillos. ¿En busca de inspiración? ¡Pasen y lean!

 

Un universo de color

Reforma de salón en Málaga: Salones de estilo moderno de Klausroom

La pintura es la reina indiscutible de la decoración de paredes. Sin embargo, atrás quedaron las propuestas tradicionales de colores planos y acabados de gotelé. Hoy en día el mercado ofrece un sinfín de alternativas capaces de trasladar a tus estancias un carácter único.

Desde colores atrevidos para crear contrastes en salones o dormitorios, a pinturas texturizadas o con acabados que imitan a otros materiales, la elección dependerá de nuestros gustos particulares. Eso sí, hay que tener presente que los colores claros proporcionan luminosidad a los ambientes mientras que las tonalidades oscuras o demasiado intensas deben compensarse con otros elementos.

 

Paredes con personalidad

Cocinero con perejil: Cocinas de estilo moderno de Murales Divinos

Sí, el color es un recurso de extraordinaria riqueza. Pero, si estamos saturados de tanto cambio cromático, tal vez nos sintamos seducidos por explorar otras alternativas en términos de decoración de paredes. La pintura pizarra, por ejemplo, nos permitirá desarrollar nuestra creatividad en cualquier momento y es perfecta si hay niños en el hogar. Aunque no es la única opción que se sale de lo habitual.

En términos de pintura, los murales pueden ser una manera diferente de renovar la estética de las habitaciones aunque, si no queremos invertir demasiado en renovar el color de las paredes, siempre podemos optar por una solución económica. Los incombustibles vinilos decorativos con su amplia selección de motivos, frases inspiradoras o mensajes para todos los gustos, son una apuesta segura.  Y, por qué no, combinar pintura con papel pintado también puede darle a los interiores una imagen totalmente renovada.

 

Revestimientos

Pared de ladrillo: Salones de estilo industrial de Comodoos Interiores

Otro de los capítulos especialmente rico en posibilidades es el correspondiente a los materiales. Los revestimientos tienen un potencial espectacular a la hora de crear de cualquier estilo y, gracias a la evolución del mercado, hay opciones para todos los gustos y bolsillos.

Introducir una pared de piedra en el salón puede imprimir elegancia a la sala aunque siempre se pueden imitar los acabados con otros materiales para ahorrar algo en el presupuesto. Las paredes de ladrillo, por su parte, son perfectas para evocar los ambientes industriales mientras que, una boiserie le otorgará a los interiores un carácter tradicional y sofisticado.

 

Decoración con nichos

Salón: Dormitorios de estilo moderno de ACABADOMATE

Menos populares pero igualmente efectivos resultan los nichos. La decoración a base de huecos en las paredes no sólo supone un añadido a la estética de las estancias sino que, además, sirve para solventar cuestiones relativas a las necesidades de almacenamiento.

¿Un mural para el salón? ¿Una manera diferente de dar protagonismo al cabecero de la cama en el dormitorio? ¿Aprovechar ese rincón en un baño pequeño? El asesoramiento de un experto puede ayudarnos a dar con la mejor solución para decorar las paredes con nichos.

 

Accesorios para todos los gustos

Rompecabezas de ornamentos: Salones de estilo tropical de BIMAGO

Más allá de materiales o quiebros arquitectónicos varios, el capítulo de accesorios destinados a decorar las paredes nos ofrece un universo de posibilidades. Las fotografías son todo un clásico, aunque la originalidad en el modo en que las integremos a la decoración de nuestras paredes puede ser toda una revolución.

Además, es tendencia decorar a base de marcos vacíos y cadenetas o banderines, aunque los más tradicionales también pueden recurrir a la versión moderna de los míticos cuadros.  

 

¡Verde que te quiero verde!

paredes

Una tendencia que gana adeptos en diseño y decoración de interiores es la introducción de jardines verticales. Las interesantes propiedades de las plantas han propiciado una corriente que encuentra en la naturaleza una buena fuente de inspiración.

Muros vegetales, combinaciones a base de macetas, grandes jardineras suspendidas en las paredes… Hay propuestas para todos los gustos, incluso, si se trata de trasladar la magia de la vegetación a entornos laborales. ¿Qué tal unos jardines verticales como estos para una oficina divertida? ¡Los límites al diseño de las paredes solo los pone nuestra imaginación! ¡A vivir la inspiración!

Facebook Comments