16 diciembre 2013

Los baños de lujo son la envidia de cualquiera por sus líneas rectas y elegantes, sus complementos sofisticados y los materiales elegantes. Espacios amplios, a veces integrados con otros como vestidores o dormitorios, en los que relajarse y olvidarse del estrés del día. A esto ayudarán elementos tan exclusivos como jacuzzis, hidromasajes o saunas…

Estilos
Pese a que son más frecuentes unos que otros, el lujo no entiende de estilos. Así, este tipo de baños va desde el estilo más clásico, hasta el minimalismo más puro, pasando por el rústico, el contemporáneo e incluso el industrial. La elección de uno u otro dependerá de cómo esté decorada la casa en sí. Y según cuál sea éste, los materiales, muebles, sanitarios y complementos serán unos u otros. Sean cuales sean, se trata de espacios muy amplios y luminosos, muchas veces integrados en otras estancias como el dormitorio o el vestidor.

Materiales
Naturales, elegantes… los materiales usados suelen ser los más clásicos: mármol, piedra, madera maciza, porcelana, cerámica… Aunque también se pueden encontrar otros más vanguardistas como el cemento pulido o las maderas lacadas. Decantarse por uno u otro depende de los gustos, pero también del estilo que se quiera dar a la estancia. Lo importante es que el espacio denote durabilidad y sofisticación.

 

Baños de lujo_2

fotocasa

 

Sanitarios, bañeras y lavabos
Los elementos que se encuentran en un baño de lujo van desde los más típicos, hasta los más exclusivos y caros: desde los habituales inodoros a lavabos de dos senos, normalmente utilizados en espacios más amplios. También se pueden ver duchas efecto lluvia, muchas veces complementando a bañeras hidromasaje o exentas. Y es que estos baños se caracterizan por el uso de elementos exclusivos como jacuzzis o saunas, entre otros muchos…

Mobiliario
Como es lógico, el mobiliario de este tipo de baños también respira elegancia y exclusividad. Así, los muebles bajolavabo suelen ser amplios, con grandes encimeras y mucho espacio para el almacenaje, pero también para colocar elementos decorativos. Por su parte, también se pueden ver encimeras de mármol o piedra en ambientes más clásicos o encimeras de Silestone en los más modernos. Tanto unas como otras, es habitual que contengan lavabos de dos senos o con un seno de gran tamaño. Además, estos baños se caracterizan por el uso de otras piezas como estanterías, baldas, sillas, sillones, bancos y hasta aparadores. Todos ellos elegidos por su vertiente funcional y sobre todo, por su gran peso decorativo.

Complementos imprescindibles
Además del mobiliario, los sanitarios, lavabos, bañeras y duchas, en los baños de lujo existen algunos elementos imprescindibles. Como en cualquier baño, los espejos tienen mucha importancia en este espacio. Sin embargo, en estos ambientes, su tamaño se multiplica, dando lugar a estancias más amplias y luminosas, con un aire sofisticado. Pero, si hay algo que realmente caracterice a los baños de lujo es el uso de obras de arte para decorar el espacio: cuadros, esculturas, fotografías… Éstas deberán conservarse de manera especial, ya que se trata de un espacio muy húmedo. Además, a los clásicos textiles y plantas se le unirán otros elementos decorativos, normalmente piezas de diseño, antigüedades o complementos conseguidos en los viajes.

Facebook Comments