12 enero 2014

En el campo, la montaña, en el pueblo… Tener una casa de estilo rústico es el sueño de muchos. Realizadas en materiales naturales como la piedra y/o la madera, estas desprenden calidez y serenidad. Esa sensación tan añorada de estar en el verdadero y único hogar. Estas son las principales características de este tipo de viviendas…

Arquitectura
Las casas rústicas suelen ser construcciones de poca altura, normalmente de una o dos plantas, pero con zonas exteriores como terrazas, jardines, campos… También, muchas veces cuentan con agradables patios interiores.

 

Casas-rústicas_1

Foto: fotocasa

Materiales y acabados
Este tipo de viviendas destacan por el uso de materiales como la piedra en las paredes, la madera en suelos, vigas vista o puertas, la cerámica, el vidrio o el metal. Muchas veces estos disponen de acabados envejecidos, bien de manera artificial, bien por el paso del tiempo. Sea como sea, estos materiales denotan esa naturalidad tan buscada y tan de moda actualmente, que ayuda a crear una sensación de relax y confort. Otros elementos como el papel pintado aportará calidez en baños y dormitorios, entre otras estancias.

Estilo
El estilo rústico, aunque siempre ha sido un gran atemporal, vuelve con fuerza para este 2014, en su línea más sencilla y minimalista. Apostando por espacios de gran calidez, pero nada recargados; usando materiales naturales, pero sin dejar de lado lo último en acabados o tecnología. Además, éste puede combinarse con otros estilos como el vintage o retro, dando lugar a espacios de lo más agradables y acogedores.

 

Casas-rústicas_18

Foto: fotocasa

Mobiliario
Tal y como sucede con los acabados, las casas rústicas se llenan de muebles realizados en madera, cristal y metal, de formas suaves y diseño relajado, dando lugar a ambientes cálidos y relajados, naturales.

Salones
Las chimeneas son alguno de los elementos recurrentes en los salones rústicos. Sin embargo, los que seguro no pueden faltar son los colores cálidos: blancos, amarillos, marrones y otros tonos terrosos que, combinados con textiles como alfombras, mantas, cojines o cortinas, crearán ese toque cálido y acogedor.

Dormitorios
El dormitorio debe ser el lugar dedicado al descanso. Pensando en esto y con el objetivo de crear un clima hogareño, relajante y cálido, las habitaciones de estilo rústico hacen uso de elementos como la luz, los colores o los textiles. Cremas, marrones y los tonos neutros como los blancos o grises se combinan con materiales como la madera o la forja. Complementos como los espejos y las cortinas ayudarán a lograr una iluminación perfecta y matizada. En cuanto a los tejidos, el algodón y la lana aportarán ese toque natural que tanto gusta.

 

Casas-rústicas_9

Foto: fotocasa

Cocinas
Las cocinas de madera son las grandes protagonistas de las casas rústicas. Bien sea en acabados naturales o en tonos pastel como amarillos o azules, se trata de espacios cálidos y serenos, en los que comparte tiempo y espacio toda la familia. Alacenas, campanas decorativas y el uso de elementos para la cocina a modo decorativo como las ollas de acero, serán algunos de los imprescindibles en este tipo de cocinas.

Baños
En los baños rústicos, la madera, el mármol o la piedra están muy presentes. Se encuentran en muebles, encimeras, paredes, suelos y hasta duchas. Otro de los elementos muy típicos en este estilo son las bañeras exentas, que aportan una sensación romántica y relajante. En cuanto a la decoración, jarrones, jabones, espejos, toallas y alfombras ayudarán a aumentar esa imagen.

 

Casas-rústicas_8

Foto: fotocasa

Zonas exteriores
El estilo rústico está altamente conectado con la naturaleza, por eso las zonas exteriores son tan importantes en este tipo de viviendas. Patios interiores o exteriores, jardines, campo, porches o terrazas son algunos de los espacios que se pueden ver en las casas rústicas.

 

Facebook Comments