2 Febrero 2015

Las propiedades en alquiler suelen carecer de color y personalidad para sea el inquilino el que añada su toque personal, eligiendo muebles y complementos de acuerdo con sus gustos y sus necesidades. Sin embargo, muchos inquilinos piensan que una casa en alquiler es sólo un lugar de paso, en el que no merece la pena invertir dinero.

Lo cierto es que, aunque no hace falta gastar demasiado para conseguir un hogar cálido y acogedor, destinar dinero para sentirse como en casa, aunque no sea la propia, es invertir en confort y bienestar. Sólo hay que seguir una serie de consejos para convertir la vivienda de alquiler en un espacio funcional y bello, en el que relajarse, estar a gusto y sentirse como en casa.

 

1. Decorar con textiles

La mejor manera de añadir color y estampados, así como tapar imperfecciones o superficies desgastadas por el uso, es mediante los textiles. Unas cortinas elegantes, una suave alfombra, unos preciosos cojines, una delicada funda de edredón… todos ellos inyectan calidez, confort y personalidad en cualquier hogar.

 

2. Pintar paredes

Muchos propietarios permiten a sus inquilinos cambiar el color de las paredes siempre y cuando estas vuelvan a dejarse del mismo color cuando se abandone la vivienda. Es una forma fácil y económica de darle calidez y personalidad al espacio. Aun así, antes de pintar ninguna pared, se debe consultar siempre con el propietario.

 

decoracion pisos alquiler

Foto: Alvhem

3. Papel pintado

Otra alternativa para cambiar el color de las paredes y añadir interés visual son los papeles pintados temporales, que pueden retirarse con facilidad sin dejar marca en la pared. De nuevo, es mejor preguntar al propietario antes de instalarlos.

 

4. Pegatinas de pared

Actualmente, existen pegatinas de formas simples (lunares, estrellitas, etc…) para decorar paredes que pueden retirarse con facilidad. Estas son también una buena alternativa al papel pintado.

 

decoracion pisos alquiler

Foto: Alvhem

5. Rollos adhesivos para encimeras

Si no te gusta el color de la encimera de la cocina una estupenda solución es utilizar rollos adhesivos que imitan texturas de piedra, granito o mármol.

 

6. Reemplazar herrajes

Si los toalleros, pomos de las puertas, tiradores de armarios y demás herrajes son antiguos, están desgastados o no son del estilo elegido, pueden reemplazarse por unos nuevos. Es una forma muy económica de darle un aire nuevo, aunque, una vez se abandone el piso, se deben volver a sustituir por los herrajes originales para dejar la casa en su estado original.

 

decoracion pisos alquiler

Foto: Alvhem

 

7. Cambiar las lámparas

Estas pueden ser el toque de diseño que un salón, recibidor o dormitorio necesitan, sin tener que hacer ningún cambio estructural en la vivienda. Por su parte, las lámparas de pie y sobremesa, con menor intensidad lumínica, ayudan además a crear ambientes acogedores y sosegados en los que relajarse y descansar.

 

8. Fotos de familia

Aunque no se pueda usar un sólo clavo, cuadros y fotos pueden decorar la vivienda reposando sobre muebles y estanterías. Las fotos en blanco y negro son muy versátiles y complementan bastante bien la decoración de una estantería. Además, decorar con fotos de los seres queridos ayuda a asociar emociones positivas con el espacio.

 

decoracion pisos alquiler

Fotos: Alvhem

9. Alternativas al taladro

Siempre existe una alternativa sin clavos al taladro. Por ejemplo, toalleros que se apoyan en el suelo en lugar de colgarse en la pared, cortinas de baño que se ajustan a la pared en lugar de atornillarse a ella o percheros que sustituyen a las perchas o colgadores de pared.

 

10. Decorar con plantas

Flores y plantas naturales conectan el hogar con su entorno natural y aportan color y vida a los interiores. Son otra forma estupenda de crear sensación de hogar en una vivienda de alquiler.

 

Facebook Comments