31 marzo 2020

No tenemos más remedio: toca quedarse en casa y salir lo mínimo posible. Muchas personas se están adaptando al teletrabajo y a todos nos cuenta no poder salir el resto del tiempo. Pero hay que intentar ser optimistas y aprovechar para hacer todas esas cosas para las que normalmente no tenemos tiempo. 

Disfruta del tiempo en familia

Pasar este tiempo con la gente que está en casa, sean tu pareja, tus hijos, tus padres o tus compañeros de piso es una gran suerte. Aprovecha para estar realmente con ellos: conversad, recopilad anécdotas o historias familiares, desempolvad los juegos de mesa y haced cosas juntos y sin prisas. Si estás solo en casa, intenta mantener el contacto con familia y amigos por teléfono o videollamada. 

Haz ejercicio

Hay que evitar en lo posible que estar tantas horas sentados o tumbados pueda pasarnos factura. Dedica unas horas al día a hacer ejercicio, desde caminar por la casa a seguir algunos de los cientos de entrenamientos gratuitos que hay en las redes. Encontrarás clases de fitness, yoga, rutinas de pesas o cursos de introducción al tai chi. Escoge el que más te apetezca, pero no te quedes parado. 

Siempre es buen momento para aprender

Internet está lleno de cursos, gratuitos y de pago. Desde cursos de idiomas de todos los niveles a posgrados universitarios, introducción a cientos de deportes y hobbies, bricolaje o tocar el piano incluso sin instrumento, con una app. Lo que quieras. Puedes incorporar cualquiera de ellos a tu rutina diaria. ¡A lo mejor descubres un talento que no sabías que tenías! 

Ordena tu casa

A lo mejor ha llegado el momento de seguir el método de Marie Kondo y decides vaciar tus armarios de todo lo que no necesitas. O lo tuyo es cambiar los muebles de sitio para ver cómo queda la distribución que hace meses que tienes en mente. También puedes hacer una limpieza a fondo de la cocina o lavar las cortinas de toda la casa. Si se trata de ocupar el tiempo, en una vivienda siempre hay mil opciones posibles. Y como resultado tendrás la satisfacción de tener la casa bien ordenada.  

Rescata las recetas de tu abuela

O atrévete con platos exóticos, si tienes los ingredientes en casa. Tener que hacer todas las comidas en casa es una buena ocasión para mejorar tus dotes de cocina e intentar planificar un menú variado y saludable. 

Busca tu casa ideal

Ahora que pasas tantas horas en casa seguro que tienes más claro cómo sería la vivienda de tus sueños. Puedes navegar entre los miles de anuncios de nuestro portal y buscar las que más se acerquen a lo que buscas. 

Conoce a tus vecinos

Aunque sea desde el balcón, estos días están sirviendo para ponerle cara y nombre a mucha de la gente que nos rodea. Charlar con cualquiera de ellos nos hace sentirnos menos aislados. Y si hay alguna persona en el edificio que necesita ayuda con la compra o para tirar la basura y puedes ayudar, no dudes en ofrecerte a hacerlo. 

Ponte al día con las series y libros pendientes

¿Que aún no has visto Juego de Tronos? ¿Te habías dejado esa de ciencia ficción para cuando tuvieras un poco de tiempo? ¿Quieres leerte el Quijote del tirón? Pues ponte con ello. Eso sí, intenta controlar las horas que pasas delante de la tele y evita que sea la actividad principal a lo largo del día. Y si te apetece, también es posible visitar diferentes museos de todo el mundo sin salir de casa. 

Descansa

Estos días nos ofrecen la oportunidad de reducir el ritmo estresante que llevamos demasiado a menudo. Es momento de cuidarse y descansar: intenta relajarte y dormir las horas que necesites. 

Crea un álbum de fotos

¿Cuánto hace que dices que quieres crear un álbum de fotos en papel con las que tienes en casa? ¿O una galería digital con las que tienes repartidas por varios discos duros? Además de poner orden te servirá para rememorar buenos momentos. ¡Ojo porque si tienes muchas fotos la tarea te puede llevar días!

Valora lo que tienes

En las situaciones difíciles es cuando más valoramos lo que tenemos. Desde las pequeñas rutinas diarias a qué y quiénes son realmente importantes nuestras vidas. Estas semanas van a suponer sin duda un antes y un después en nuestra escala de valores. Y eso debe servir también para que seamos capaces de ponernos en el lugar de los demás y desarrollemos la empatía. 

Facebook Comments