14 enero 2020

Si estás pensando en contratar un seguro de hogar ten en cuenta que no hay dos productos iguales. La prima que pagarás por tu póliza dependerá de las características de tu casa y de las coberturas que contrates. Desde Kelisto, el primer consejo para no gastar de más a la hora de proteger tu hogar es que compares todas las ofertas disponibles en el mercado, ya que puedes llegar a ahorrarte hasta 135 euros al año.

Existen varios canales para contratar tu seguro de vivienda: la página web de la aseguradora, el teléfono disponible, una correduría de seguros, un agente, etc. Quizás los agentes y los corredores, que juegan con su comisión, te presenten una oferta a la baja, ya que sus costes de administración son menores que los del resto. Otra opción que te permite conocer las mejores tarifas del mercado en el momento sin necesidad de esperar a que un agente te llame es utilizar herramientas como los comparadores de seguros, donde introduciendo una serie de datos podrás ver las opciones que mejor encajan con tu búsqueda.

composite of couple hands holding family graphic

Aquí tienes otros consejos para pagar menos por tu seguro del hogar:

Actualiza tu póliza

Si ya dispones de un seguro del hogar, comprueba que esté actualizado. En los últimos años los precios han bajado de manera considerable y se han añadido coberturas para nuevas necesidades. Puede que estés pagando de más por prestaciones que no te hacen falta.

Contrátalo por Internet

En algunas aseguradoras podrás ahorrar hasta el 50% del precio de su seguro si lo adquieres por Internet. Lo habitual, sin embargo, es que se reduzca como un 20% de media. Infórmate y compara para conocer los mejores precios. 

Haz cuentas

Si vas a solicitar una hipoteca, la entidad financiera te exigirá un seguro del hogar. Tienes derecho a elegir la compañía aseguradora, aunque el banco o caja te pedirá que contrates la póliza con la suya. Si no lo haces, puede que el interés que tengas que pagar por tu hipoteca se incremente. Haz cuentas para ver qué te saldría mejor. ¿Ya tienes un seguro con el banco? Recuerda que puedes cambiarlo cuando quieras, siempre que avises dos meses antes de su vencimiento.

Paga las cuotas anualmente

Si abonas la cuota en un único vencimiento, en vez de mes a mes, evitarás que la aseguradora genere más gastos de envío y de gestión, lo que se traslada a la prima. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de financiarla, lo que implica un coste. No obstante, el seguro del hogar no cuesta tanto como el del coche.

Ahorra en tu seguro de hogar por continente y por contenido

Los seguros de vivienda más básicos solo incluyen la protección del continente, es decir, el edificio en sí. Si quieres proteger también tu mobiliario y las pertenencias que tengas en casa, tendrás que contratar la cobertura de contenido. Podrás ahorrar en estas dos modalidades siguiendo los siguientes consejos:

Facebook Comments