17 septiembre 2019

Llega el momento de empezar a cambiar la ropa de temporada de tu armario, o por lo menos, empezar a planteárselo. La pereza, la rutina y el poco tiempo convierte este plan en algo poco apetecible y que a menudo olvidamos hacer. Por ello, para concienciarse, hoy os traemos 7 consejos al cambiar la ropa de temporada de tus armarios.

Deshazte de lo que ya no necesitas

Hacer limpieza es importante en nuestra vida, en el armario también, así que cada temporada puedes dedicarle un ratito a deshacerte de aquello que realmente ya no necesitas o ya no tiene ningún vínculo sentimental. Puedes donar, reciclar o tirar las prendas que ya no te pongas según el estado en que se encuentren. Basta con un repaso de 15 minutos al armario y descubrirás lo que ya no necesitas.

Prioriza

Es una palabra a tener en cuenta: priorizar. Ten en cuenta lo más importante para ti y otórgale un lugar privilegiado. Este consejo es bueno tanto para tu armario, como para tu vida personal. Vamos, un 2×1 en toda regla. Si lo más importante en tu armario son los trajes de chaqueta, colócalos en primera fila.

Ante la duda, vacía y vuelve a colocar

Si no estás seguro de lo que quieres hacer, saca todo del armario y vuélvelo a meter seleccionando una a una las prendas. Al final te darás cuenta de lo que realmente necesitas y darás espacio a tu armario.

Más cerca o más lejos

Lo que más usas, más cerca, lo que menos, más lejos, esa es la cuestión. Ya que haces limpieza, distribuye bien tu ropa. No es lógico que tengas que subirte a una silla para alcanzar ese jersey que te estás poniendo cada semana ni que el abrigo que te pones dos veces al año, te estorbe a diario.

Deja fuera lo que más usas

Un buen truco para despejar tu armario es dejar fuera aquello que más usas. Es verdad que lo ideal es que sean prendas bonitas y que combinen con tu decoración, pero la verdad es que si está bien colocado, da lo mismo. Aportarás encanto y vida a tu casa.

La clave es el color

Ordenar por color nunca fue más fácil. Los expertos dicen que es el método que más armonía da a nuestro armario. Además de tener la ropa doblada en condiciones, claro. Así tendrás más a mano los colores que te apetece llevar cada día. Puedes convertir tu armario en un bonito arcoíris.

Tirar para comprar

Como sabemos que cambiar de temporada significa comprar para la nueva temporada, os recordaremos un gran consejo: tirar para comprar. Es la mejor manera de no apelmazar prendas en nuestro armario que probablemente no volveremos a ponernos. Hay que ser realista, no necesitamos todo aquello que tenemos.

Facebook Comments