21 agosto 2019

En España hay actualmente más de 600.000 familias numerosas y la vivienda es, sin duda, un tema fundamental para todas ellas. Se trata de unidades familiares en las que hay tres o más hijos (aunque también se contemplan algunos casos de dos descendientes si alguno de ellos tiene alguna discapacidad). En cualquier caso, muchas personas para compartir un espacio que, en general, no es tan grande como podríamos imaginar.

Aunque algunas de estas grandes familias disponen de un buen número de habitaciones, la vivienda tipo de una familia numerosa es de entre 90 y 120 metros cuadrados, y un 23% de ellas reside en pisos aún más pequeños, según los datos del estudio que realiza anualmente la Federación Española de Familias Numerosas. ¿Es suficiente? Las opiniones se dividen casi a partes iguales: el 51% afirman que el tamaño de su vivienda se ajusta a sus necesidades y el 49% desearían contar con más sitio.

Maximizar el espacio

Las familias numerosas buscan soluciones para maximizar el espacio, sobre todo en la mesa, los baños y a la hora de dormir. Las literas y las camas nido o los muebles plegables son soluciones habituales en este tipo de viviendas. También resulta muy útil contar con más de un cuarto de baño y, si es posible, con lavabos dobles. En algunas familias muy grandes incluso se instalan dos duchas donde antes había una bañera.

Todos a la mesa

Comer en familia puede ser complicado, sobre todo con las que cuentan con muchos hijos. En algunos casos se establecen turnos para la cena entre semana, sobre todo en aquellas que cuentan con niños desde muy pequeños hasta ya adolescentes. Sin embargo, según explican desde la Federación, lo habitual es contar con una gran mesa en la que quepan todos a la vez. Una mesa plegable o extensible puede ser una buena opción, para dejar espacio libre mientras no se usa.

Cocina y electrodomésticos para muchos

Otro aspecto destacable en estos hogares es el tamaño y uso que se le da a los electrodomésticos: lavavajillas, lavadoras o secadoras de gran capacidad, y neveras y despensas también grandes, siempre que es posible, para poder guardar de manera ordenada las grandes compras: paquetes de leche o galletas, yogures, pan, etc.

Llegar a fin de mes

Prácticamente la mitad de las familias numerosas en España vive con menos de 2.500 euros al mes, y una parte de esos recursos debe destinarse al precio de la vivienda. Dos de cada tres de estas familias están pagando hipoteca, un 18% vive de alquiler y solo el 16% tienen la casa pagada.

Para llegar a fin de mes se pueden beneficiar de algunos descuentos, como el bono social eléctrico, que este año se ha ampliado también con el bono social térmico, y el bono social del agua, aunque este depende de cada empresa suministradora y los requisitos cambian de ciudad a ciudad. También existen bonificaciones de hasta el 90% en el importe de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), aunque varían también en función de los criterios de cada ayuntamiento.

La casa no condiciona el tamaño de la familia

Ante la idea de ampliar aún más la familia, o de haberlo hecho en el pasado, la vivienda no es en absoluto un elemento determinante: tan solo un 5% de los participantes en el estudio lo mencionan como argumento para no tener más hijos, frente al 52% que indican los ingresos mensuales o las dificultades para conciliar la vida laboral y la familiar como motivos principales.

Facebook Comments