19 abril 2019

El Día Internacional del Libro es una conmemoración celebrada a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura y aunque Marie Kondo se empeñe, al final en nuestras casas acumulamos libros. Si miras tu librería y tardas más de 5 minutos en encontrar un libro, ha llegado el momento de ordenar la librería. Si no sabes por dónde empezar, habitissimo te propone varias formas eficientes de ordenar la librería.

Ordenarlos según el color

El color puede ser una de las guías que sigamos a la hora de clasificar y ordenar los libros. En este caso, no hay que tener tanto en cuenta el tamaño de los libros, pero sí el color. Junta todos los libros del mismo color y a continuación pon otro conjunto de libros de otro color. También puedes jugar con la verticalidad y horizontalidad para romper algo la estructura. El resultado: una librería muy llamativa y original.

librería

Es importante dejar huecos libres

No hay que guardar todos los libros, de hecho conviene hacer una revisión general cada cierto tiempo y entregar los que nos sobren a las bibliotecas del barrio o a alguna otra asociación. Y si lo que buscas es una librería muy estética en el salón, quédate solo con los libros cuyas portadas o cantos son los visualmente más llamativos. No inundes la estantería de libros, deja que estos «respiren» y obtendrás una librería en armonía.

Librerías de gran altura

Elige la mejor zona del salón, a ser posible cerca de la ventana para colocar tu rincón de lectura y juega en tu librería con los colores utilizando los libros de mayor intensidad visual para colocarlos en la parte superior e inferior. Si tu librería está dividida en pequeñas «cuadrículas», utiliza esta clasificación para ordenas los ejemplares por color en cada una de ellas.

En posición vertical

La verticalidad da sensación de orden y de ligereza. Otra de las maneras en las que podemos ordenar nuestros libros es respetando siempre este mismo orden vertical. De esta manera, el color y la altura de los libros pasarían a un segundo plano dando prioridad a este método de ordenación. Si lo sigues, conseguirás una librería muy ligera y visualmente muy ordenada.

Tu librería también puede ser desigual

Si eres de esas personas que tienes muchos libros del mismo color o al menos la misma gama cromática, podrás jugar con ellos y con otras piezas decorativas como si fueran un puzzle. Imagina que en cada balda puedes añadir unos libros en horizontal, otros en vertical, una planta, objetos… así crearás una librería asimétrica pero un ambiente flexible.

Librerías a media altura

Cada vez es más común optar por librerías a media altura, donde también conviene saber cómo colocar cada elemento. Se recomienda colocar las cestas, cajas o archivadores en la parte inferior, y dejar las baldas superiores para los libros. Trata de colocarlos respetando la misma altura y así el resultado será una librería muy ordenada.

Librerías a medida para todo tipo de ejemplares

Si quieres aprovechar el espacio al máximo, lo ideal es hacer una librería a medida y así utilizar cada rincón para colocar los libros que tenemos en casa. Esta idea es para grandes lectores. Puedes encargar una librería construida alrededor de la puerta y llenarla de baldas. Coloca en la parte superior los libros más pequeños y a medida que vamos bajando en altura, podemos aligerar la estantería incluyendo otro tipo de objetos o de piezas, como alguna planta o foto.

Facebook Comments