10 enero 2019

Dicen que año nuevo, vida nueva. Unos se habrán propuesto hacer más deporte, otros darle caña al inglés o, por fin, hacer el viaje de su vida. Toda esa energía que supone comenzar un año nuevo, la podemos usar para canalizar fuerzas y conseguir nuevos objetivos. Aprovecha todo este optimismo y entusiasmo para hacer de tu casa un hogar mejor. Estos son los propósitos que te sugiere habitissimo para el 2019.

 

Comer más sano

Según un estudio de Herbalife en España el 83,1% de la población del país se considera realmente preocupada por llevar una alimentación sana, por ello no es de extrañar que sea uno de los propósitos que más se repite año tras año. Para conseguirlo puedes optar por una cocina que invite a cocinar. Por ello, aprovecha la luz natural que entre en tu cocina, puedes pintarla de blanco para que sea más luminosa y si puedes, crea un open space con el comedor, para que entre más luz y inspire ese tono amigable que nos invite a cocinar.

Además, puedes hacer un huerto urbano en la terraza o en la misma cocina. No hace falta empezar por un gran cultivo, prueba primero con hierbas aromáticas y alguna hortaliza, y a medida que te vayas aficionando, incrementa tu producción. Comprobarás lo satisfactorio que es comer sano y de tu propio huerto.

 

Empezar el gimnasio, aunque sea en casa

Empezar el gimnasio, aunque sea en casa

Es absurdo intentar llevar un estilo de vida más saludable sin practicar deporte. La falta de tiempo es la principal excusa para no ir al gimnasio. Pero si te lo montas en casa, ya no tendrás motivos para escaquearte de este nuevo propósito.

Las opciones son amplias: desde reservar un rincón del salón para poner una bicicleta estática y una esterilla, a dedicarle una habitación de la casa entera. Eso ya dependerá de tus posibilidades, pero si tienes la buhardilla desaprovechada o una habitación como trastero, plantéate dedicar esos espacios a montar tu propio gimnasio en casa.

 

Este año, no nos pilla  ni el frío ni el calor en casa

Evita que entre el sol

Hay que tener en cuenta que el consumo medio de la calefacción en los hogares es del 47% del valor de la factura y esto es debido al gran consumo que deben hacer las viviendas en calefacción para conseguir el confort térmico adecuado. Este importe podría reducirse en el caso de que la vivienda contará con el aislamiento térmico adecuado a su situación y año de construcción. Cambiar las ventanas por otras que cierren bien, instalar doble ventana y aislar el suelo puede ayudar ahorrar.

Cuando se tenga bien aislada la vivienda, será momento de pensar en la fuente de calor que necesitas, y ahí el abanico es tan amplio como presupuesto quieras invertir. Desde los split hasta las calderas de gas o nuevas chimeneas de pellets.

 

Disminuye el consumo de energía de tu hogar

La electricidad no deja de subir y ya supone entre el  20% y 40% del gasto en energía de la mayoría de los hogares. Por este motivo ha llegado el momento de poner remedio a esto y empezar a ahorrar. Ahorrando energía en nuestras casas contribuimos a disminuir los gases de efecto invernadero y las consecuencias del cambio climático. Los consejos a seguir para evitar el mal uso de la electricidad son: apagar la luz de las estancias que no estés utilizando e intenta usar la luz natural el tiempo que más puedas.

También deberás utilizar la lavadora con carga completa y ahorrarás electricidad y agua. Por otro lado, desconecta todos los aparatos que no estés utilizando, ten en cuenta que los aparatos en posición standby puede representar hasta un 70% del consumo diario. Finalmente, limpia periódicamente los focos y lámparas, ya que el polvo bloquea la luz y si puedes, pinta los techos y paredes de tu vivienda con colores claros, ya que estos permitirán tener una mejor iluminación.

 

Realiza las reparaciones que lleves tiempo retrasando

reformas

El 69% de los españoles afirma que no le gusta realizar tareas de bricolaje en su hogar. De estos, el 15% de los españoles reconoce que no tiene el tiempo suficiente para realizar las tareas de bricolaje y un 15% afirma que no sabe cómo realizarlas o tiene dudas. Y es que es muy típico ir dejando las pequeñas reparaciones para otro día, otro mes, otra estación… pero esto se debe terminar y debemos ponernos manos a la obra este año y reparar todos aquellos desperfectos que tenemos en casa producidos por el transcurso del tiempo.

Hay que tener en cuenta que dejar pasar tiempo a la  hora de realizar reparaciones nos puede repercutir en el bolsillo, llegando a pagar un 15% más que si hubiéramos arreglado el desperfecto al instante y no hubiéramos dejado pasar el tiempo” afirman los profesionales de habitissimo.

 

Deshazte de lo que no necesites

Si al abrir el armario tienes más ropa que no te pones que la que te pones o si al abrir el trastero aún encuentras recuerdos de la universidad, ha llegado el momento de cuestionar tu forma de ver la vida y apostar por la sencillez. Esto, traducido a un nuevo propósito, significa que hagas limpieza de lo material en casa y te deshagas de todo aquello que realmente ni usas ni necesitas. Dónalo, regálalo o recíclalo y opta por una decoración más minimalista, que no sature la energía de tu casa.

Facebook Comments