21 diciembre 2015

Es posible que en los últimos meses hayas visto como cada vez son más las personas que consiguen que les devuelvan los importes de sus cláusulas suelo. Por eso, si tú te encuentras en la misma situación y no sabes con enfrentar el proceso, no te preocupes, te explicamos todo lo necesario para conseguirlo.

El Tribunal de Justicia de la UE sentencia el 21 de diciembre de 2016 a favor de la total acción retroactiva en la devolución de aquellas cláusulas aplicadas de forma abusiva.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el Tribunal de Justicia de la UE estableció por sentencia de 2016 la devolución por parte de la entidad bancaria de aquellas cláusulas de los contratos hipotecarios aplicadas de forma abusiva.

¿Cuáles son los controles para declarar una cláusula como abusiva?

Por un lado, que la cláusula no haya sido «negociada» con el cliente, es decir, por ejemplo que en la oferta previa vinculante no se haya hecho mención a la misma, o no haya sido modificada posteriormente en una nueva escritura, y, por otro lado, que la cláusula sea abusiva, que exista una diferencia superior o cercana a 5 puntos de diferencia entre clausula suelo y techo, o incluso que no exista una cláusula techo en la hipoteca, entre otros supuestos.

Para que nos entendamos… Si el juzgado considera que el banco no informó al cliente con la máxima transparencia, no será suficiente que en la escritura del préstamo aparezca la cláusula, sino que la considerará abusiva, y por tanto:

  • La declarará nula
  • Por no puesta,
  • Obligará a la entidad bancaria a devolver los intereses abonadas por exceso desde 2013

Cláusula suelo.

Recomendaciones para reclamar la devolución del importe de la cláusula suelo

Las principales recomendaciones que deben seguir en su proceso quienes estén sufriendo de cláusulas suelo en sus préstamos hipotecarios son las siguientes:

  • Aunque existen dos vías de reclamación (judicial y extrajudicial), siempre es recomendable consultar a abogados expertos en reclamaciones e indemnizaciones para obtener las máximas garantías posibles.
  • No obstante, en ningún caso se debe negociar con la entidad bancaria ninguna modificación de la cláusula suelo estipulada, estableciendo un tipo inferior; tampoco su anulación sin devolución de cantidades. Muchos tribunales consideran que una negociación posterior a la firma de la escritura que modifique el tipo de la cláusula suelo o su eliminación, inhabilita la posibilidad de reclamación de estas cantidades previas.
  • También es recomendable presentar una reclamación al Servicio de Atención al Cliente de su entidad bancaria solicitando que se proceda a la anulación de la cláusula suelo y a la devolución de las cantidades abonadas en exceso desde la firma del préstamo hipotecario.

La nueva jurisprudencia está beneficiando cada vez más al consumidor y reconociendo las malas prácticas de la cláusula suelo, pero siempre, cuando se cumplen los supuestos establecidos.

 

Artículo de Juan Molina (responsable del departamento de derecho Bancario de dPG Legal) – Revisado y actualizado.

Facebook Comments