21 febrero 2017

En Marea, la confluencia gallega de Unidos Podemos, quiere que el Gobierno modifique la Ley de Haciendas Locales para permitir a los ayuntamientos aplicar recargos de entre el 50% y el 75% del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a los pisos que estén vacíos de forma continuada.

En una proposición no de ley registrada en el Congreso, la formación gallega critica que el “drama social de los desahucios” se siga manteniendo en España a pesar de que el 13,7% de las viviendas del país están vacías, según el censo de 2011, sumando un total de 3,4 millones de pisos.

Y ello a pesar de que la Ley de las Haciendas Locales prevé que los inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados con carácter permanente pueden ser objeto de un recargo en el IBI. Una medida que no se aplica, según En Marea, porque ningún gobierno ha desarrollado el necesario reglamento que defina qué se considera una vivienda vacía.

 

Los ayuntamientos han actuado por su cuenta

Esto ha llevado a algunos municipios a aprobar ordenanzas donde incluyen esta previsión, aunque con gran inseguridad jurídica al no contar con un marco legal general. Por eso, la confluencia gallega quiere que se modifique la normativa para permitir a los ayuntamientos imponer recargos de entre el 50% y el 75% de la cuota líquida del IBI a las viviendas de uso residencial desocupadas.

En este sentido, precisa que se entenderá que un piso está vacío cuando, teniendo condiciones para ser habitado, se mantiene desocupado durante un periodo superior a un año o a 22 meses, alternos o continuos, a lo largo de dos años. La excepción a esta regla general se dará cuando el propietario pueda alegar razones laborales, de conciliación familiar, de salud, de dependencia o de emergencia social.

El recargo podrá ser fijo para todos los casos o variable en función del número de años de desocupación, del valor catastral de la vivienda o de cuántos pisos vacíos tenga el mismo contribuyente. Además, el ayuntamiento tendrá que aportar indicios de que el piso está desocupado tales como los datos del Padrón o los consumos de agua, luz o gas, entre otros.

 

Bonificar a las familias vulnerables

La otra cara de la moneda la constituyen las familias vulnerables que en los últimos años han visto cómo se incrementaba la factura por IBI a la que tienen que hacer frente, a resultas del “alza insostenible” que ha sufrido este impuesto por decisión del Ejecutivo central para paliar en parte la fuerte caída de ingresos de los municipios.

En este sentido, y aprovechando que las entidades locales también tienen reconocido el derecho a establecer bonificaciones fiscales al IBI mediante sus ordenanzas, En Marea propone permitirles regular una bonificación de hasta el 90% de la cuota íntegra cuando acrediten una situación económica desfavorable, de insuficiencia en las rentas familiares, quedando al albedrío municipal la determinación de los criterios y cuantía concreta en los diferentes casos.

Facebook Comments