24 abril 2014

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado la rebaja de hasta un 90 % en algunos casos el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IVTNU), la plusvalía municipal, y elimina requisitos para beneficiarse de la bonificación, como el requisito de convivencia en la vivienda habitual del fallecido y que el beneficiario siguiera empadronado en ella los cinco años posteriores.

La Junta de Gobierno ha aprobado la propuesta inicial de modificación del impuesto, como ha anunciado el portavoz del Ejecutivo, Enrique Núñez, en rueda de prensa. Esta medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de julio.

Actualmente, se aplica una bonificación a las transmisiones mortis causa, las herencias, de la vivienda habitual del fallecido o de los locales afectos a la actividad económica que venía ejerciendo éste, siempre que los herederos fueran los descendientes, ascendientes o el cónyuge.

Los requisitos pasaban por, en el caso de la vivienda habitual, que el heredero hubiera convivido con el fallecido los dos años anteriores y continuará empadronado en dicha vivienda los cinco años siguientes. Respecto a locales, que el heredero mantuviera dicha actividad económica durante los cinco años siguientes.

 

También ha procedido a actualizar los tramos de valor catastral
En este sentido, se ha procedido a actualizar los tramos de valor catastral del terreno, que se han duplicado, para adecuarlos a la nueva Ponencia de Valores de 2012 pero la modificación más importante es la supresión del requisito de convivencia con el fallecido en los casos de herencia de la vivienda habitual, establecido desde 2012.

Con estos nuevos requisitos, el Ayuntamiento dejará de ingresar más de 43 millones de euros al año pero es una iniciativa que se incluía en el plan de ajuste a aplicar a lo largo de este ejercicio. Esto es posible, en palabras de Núñez, por haber sabido «cuadrar las cuentas públicas» con ahorros de 500 millones de euros, que han permitido cerrar en superávit y con un remanente de tesorería positivo de 406 millones de euros.

Núñez ha puesto como ejemplo que para una vivienda de unos 90.000 euros de valor catastral la modificación de la norma supone una reducción del 90% de la cuota a pagar pasando de los 4.698 euros a los 469,8 euros. En 2013 se produjeron 20.000 casos de herencias de viviendas (mortis causa), que afectaron a 41.000 personas.

 

Facebook Comments