3 agosto 2020

Las entidades financieras españolas han concedido ya 1,19 millones de moratorias hipotecarias y no hipotecarias a los afectados por la crisis del coronavirus, con un saldo vivo pendiente de amortización de 45.003 millones de euros, según los datos publicados este lunes por el Banco de España.

Esta información incluye tanto las moratorias hipotecarias y las de préstamos sin garantía hipotecaria que aprobó el Gobierno en su plan de medidas para mitigar el impacto de la COVID-19 como los acuerdos sectoriales complementarios a la iniciativa legal.

En cuanto a las moratorias hipotecarias del Gobierno, al cierre de julio se habían recibido 267.763 solicitudes, de las que se han dado curso a 221.053, cuyo saldo vivo pendiente de amortización es de 19.57 millones de euros.

De su lado, se han registrado 438.496 peticiones en el marco de la moratoria legislativa de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria, de las que se han tramitado 374.962, con un saldo pendiente de amortización de los préstamos suspendidos de 2.790 millones de euros.

Por su parte, las solicitudes de moratorias sectoriales, complementarias a las del Gobierno, han alcanzado las 674.334 peticiones, de las que se han dado curso a 594.780. El saldo pendiente de amortización de los préstamos suspendidos es de 22.256 millones de euros.

Para los tres tipos de moratoria, la gran mayoría de deudores beneficiarios y avalistas, más del 70%, son asalariados. En cuanto a los autónomos, los principales sectores beneficiarios de los tres tipos de moratoria son el comercio, la hostelería y otros servicios, seguidos a cierta distancia de actividades profesionales, científicas y técnicas, transporte y construcción.

Estos sectores de actividad representan conjuntamente más del 75% del total de moratorias para autónomos a las que se ha dado curso hasta la fecha.

Nuevas moratorias para el turismo y el transporte

A principios del pasado mes de julio, se aprobaron dos nuevas moratorias legislativas: para el sector turístico y para el sector del transporte público de mercancías y discrecional de viajeros en autobús.

Los datos trasladados por el Banco de España constatan que el número de solicitudes y concesiones en estos dos nuevos tipos de moratorias es “muy inferior”.

En particular, el número de solicitudes de moratoria legislativa para el sector turístico se situaba en 96, de las cuales se había dado curso a 22 (que suponen un saldo pendiente de amortización de 8,4 millones de euros).

Por su parte, las solicitudes de moratoria legislativa referida al transporte ascendían a 123, habiéndose dado curso a 90. Estas concesiones suponen un saldo pendiente de amortización de 8,4 y 9,8 millones de euros, respectivamente.

Las entidades bancarias han concedido 1,19 millones de moratorias

Facebook Comments