8 septiembre 2013

Ganar dinero está bien y ahorrarlo está mejor, pero ser capaz de invertirlo y que retorne con beneficios supone una garantía de bienestar económico. Para conseguirlo, la Bolsa es uno de los sistemas más seguros, rentables y flexibles que existen, pero para sacarle partido hay que conocer bien cuál es su funcionamiento y qué puede resultar más rentable, si invertir en fondos de inversión o contactar con un agente o broker.

Frecuentemente se asocia la capacidad de invertir en los mercados bursátiles con un gran poder adquisitivo, lo que no se corresponde necesariamente con la realidad. Una persona con poco capital puede invertir con éxito, pero para lograrlo hay que conocer ciertas premisas básicas y hacerse con la terminología específica. Elegir una estrategia (o varias) de cómo se va a mover el dinero que se desea invertir también es importante.

Para facilitar estas tareas existe la figura del broker, que viene a ser el intermediario entre el cliente y el mercado de valores. Este profesional o firma se encarga también de brindar asesoramiento y de realizar las transacciones, tareas por las que cobrará una comisión. Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de corredores y que se deben de ajustar a la normativa del país en el que ejerzan. Para elegir un buen agente de valores es preciso que este disponga de una dilatada experiencia y una trayectoria intachable, además de contar con estabilidad financiera y reputación como especialista.

Los fondos de inversión son otra forma de participar en el parqué. La principal ventaja que ofrecen los fondos consiste en que no es necesario un conocimiento tan exhaustivo del negocio, siempre y cuando se invierta en índices cuya moneda sea el euro, como el IBEX 35 o el Eurostoxx 50. Si se apuesta por fondos sectoriales (farmacéuticas, tecnológicas, etc.), países emergentes o con riesgo de divisa, es necesario disponer ya de conocimientos avanzados para saber cuál es el momento oportuno de comprar o vender y hacer valoraciones adecuadas sobre el mercado. El fondo cuenta con un gestor que cobrará una comisión (suele ser elevada) por las operaciones que realice, y que no asegura mayor rentabilidad.

 

Invertir-en-bolsa_1

¿Cuál es el perfil inversor?

Invertir en Bolsa no está pensado para cualquier ahorrador. Teniendo en cuenta que el rendimiento del capital invertido puede llegar a ser variable y que hace falta conocer mínimamente el contexto bursátil, el perfil tipo del inversor en Bolsa es más particular de lo que en un principio puede parecer.

Antes de comenzar a invertir en renta variable, es conveniente reflexionar sobre ciertos aspectos:

1.Plazo: el tiempo durante el que se va a mantener la inversión. Los ciclos de más de 10 años ayudan a recuperarse de los momentos bajistas.
2.Capital: cuanto más dinero se invierta, mejores activos se podrán adquirir y mayor será la capacidad de diversificación.
3.Uso: que el dinero invertido sea exclusivamente para eso ayuda a no tomar decisiones precipitadas.

Con estos consejos encima de la mesa, sólo falta decidir el capital a invertir y analizar si realmente el perfil inversor es adecuado para aventurarse en este tipo de productos.

 

Artículo de Eva Llorca ofrecido por iAhorro

 

Facebook Comments