15 diciembre 2016

La vuelta de la financiación hipotecaria ha sido una de las claves más importantes del buen momento que vive el sector. Las entidades bancarias han consolidado su amplia oferta de productos y han puesto en el mercado nuevas formas de financiación muy interesantes para el mercado.

“2016 ha sido el año de las hipotecas a tipo fijo. Este tipo de financiación era prácticamente inexistente y hoy representan casi el 30% de los préstamos que se cierran en nuestro país para adquirir una vivienda”, añade Beatriz Toribio.

Este otro gran cambio que ha dejado el fuerte ajuste del sector se explica, según la responsable de Estudios de fotocasa, en el “creciente interés de los bancos por buscar fórmulas más rentables con las que hacer frente a los bajos tipos de interés y a un Euríbor en mínimos históricos”. Esto ha coincidido con “la búsqueda de una mayor seguridad por parte de los nuevos compradores que, después de todo lo ocurrido en el pasado, prefieren pagar un poco más a cambio de no tener sustos en el futuro”.

 

Facebook Comments