28 abril 2016

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha descartado que los bancos acaben pagando por las hipotecas, a través de una reducción del capital a amortizar, ante la entrada en terreno negativo del Euríbor, ya que ha considerado que existe «margen» para compensar los diferenciales aplicados.

Guindos recuerda que el diferencial medio de las hipotecas añadido al Euríbor oscila entre el 0,7% y el 1%. «Por mucha inyección de liquidez del BCE o QE (programa de compra de activos) , no se va a llegar a pagar», ha afirmado de forma tajante.

Ante la posibilidad de que el Tribunal de Justicia de la UE declare la retroactividad de las cláusulas suelo desde el inicio del contrato, frente a la doctrina del Tribunal Supremo que fija desde el 9 de mayo de 2013, Guindos se ha limitado a señalar que en la firma de hipotecas interviene un fedatario público, una cuestión fundamental para garantizar la transparencia del contrato. «Yo respeto todas las sentencias», ha subrayado.

El ministro no ha querido entrar en si los clientes de banca deberán «acostumbrarse» a pagar comisiones, como ha asegurado la Asociación Española de la Banca (AEB), si bien ha puesto en valor que las comisiones en cajeros son ahora «más razonables» y en general «más reducidas».

Facebook Comments