3 agosto 2016

Pedir un préstamo personal para afrontar los gastos de formalización de la hipoteca ha sido una práctica habitual antes del momento de la crisis, pero comienza de nuevo a extenderse de nuevo entre los españoles que quieren comprar una vivienda aprovechando intereses bajos por parte de los bancos. El problema está en que no siempre se cuenta con los ahorros suficientes. Desde el comparador financiero HelpMyCash.com advierten de que esta práctica supone un elevado riesgo.

Un préstamo personal no es la mejor solución para afrontar los gastos de la hipoteca

Pedir una hipoteca sin un volumen de ahorros suficiente es totalmente desaconsejable, pero hacerlo sin ahorros y suplirlos con un préstamo personal es una temeridad.

Actualmente los bancos españoles conceden una financiación del 80 % en sus préstamos hipotecarios, de forma que los clientes deberán aportar de su bolsillo el 20 % del capital restante, más aproximadamente un 15 % de gastos de formalización (notaría, gestoría, registro, impuestos, comisiones…). En definitiva, que las personas que vayan a solicitar una hipoteca deberán disponer de, al menos, el 35 % del valor de la vivienda (35.000 € de cada 100.000 €).

Solicitar un préstamo personal que cubra estos 35.000 euros no es aconsejable, porque el nivel de endeudamiento del cliente será muy elevado y el riesgo de impago también.

Préstamo personal gastos formalización de hipoteca.

 

Coste de la hipoteca y préstamo personal

Veamos con un ejemplo el coste que supondría solicitar una hipoteca y un préstamo personal para cubrir sus gastos.

Imagina una vivienda de 200.000 € con una hipoteca de 160.000 €(financiación 80 %) y un interés de euríbor + 1 % a un plazo de 30 años para la que pediríamos un préstamo personal del 35 % (20 % para el capital que el banco no presta, más un 15 % para gastos de formalización), con un interés medio del 7,5 % y un plazo de 10 años.

  • Las cuotas hipotecarias tendrían un importe de 512 € (sin tener en cuenta los posibles cambios del euríbor).
  • Los intereses a pagar en total serían de 524 €.
  • El importe que pediríamos del préstamo personal (35 % de 200.000 €) sería de 70.000 €, por lo que al plazo e interés indicado en este ejemplo, reportaría unas cuotas de 831 €.
  • Los intereses a pagar en total por el préstamo personal serían de 709 €.
  • Durante diez años (sin tener en cuenta la variación del euríbor) pagaríamos cuotas por valor de 1.343 €(512 € de la hipoteca + 831 € del préstamo personal).

En definitiva, si no se tienen los ahorros suficientes, la mejor opción es esperar a contar con ellos, ya que la solicitud del préstamo personal nos endeudaría demasiado, y acabaríamos pagando prácticamente los mismos interese por él que por la hipoteca.

 

Facebook Comments