25 mayo 2016

El presidente de BBVA, Francisco González, ha advertido de que la política monetaria expansiva en la eurozona está desembocando en tipos negativos, por ejemplo en el Euríbor, principal índice de referencia en la mayoría de las hipotecas en España, lo que «está matando» al negocio bancario en Europa.

«Europa está en una especie de trampa. Tiene que hacer algo para tener mayor potencial de crecimiento. La política monetaria expansiva ha llevado a tipos negativos, algo que nos está matando», ha explicado González durante su intervención en el encuentro de primavera que celebra el Instituto de Finanzas Internacional (IIF).

El presidente de BBVA ha alertado sobre cómo los tipos negativos presionan la cuenta de resultado de las entidades y ha considerado que no existe «margen» para una mayor expansión en la política monetaria del BCE, que fija el precio del dinero oficial en el 0%. «Ser un banco europeo no es una tarea sencilla. En absoluto», ha afirmado tajante González.

Ante el agotamiento de la política monetaria, el presidente de BBVA ha abogado por acometer reformas estructurales, si bien ha subrayado que se trata de una tarea «muy difícil» ante los problemas de coordinación en las política europeas. Al respecto, se ha decantado por que sea Alemania quien «tome el testigo» y lidere las medidas a tomar.

González también ha identificado las normas inacabadas de regulación como otro de los retos que encara la banca, e incluso ha vaticinado que afectarán al sector financiero «en gran medida» en los próximos meses.

Facebook Comments