8 marzo 2019

El precio de la vivienda libre subió una media del 6,7% en 2018 respecto al año anterior, su quinto repunte anual consecutivo tras seis años de caídas y el más elevado desde el ejercicio 2007, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado este viernes.

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. En 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó un crecimiento del 9,8%.

No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6%, en 2016 hasta el 4,7%, en 2017 hasta el 6,2% y a hora hasta el 6,6%.

Por tipo de vivienda, el precio de la de segunda mano aumentó un 6,8% el año pasado, registrando su mayor crecimiento desde el ejercicio 2007. En el caso de las viviendas nuevas, su precio avanzó una media del 6,4% en 2018, acumulando cinco años al alza.

En el cuarto trimestre de 2017, el precio de la vivienda libre aumentó un 6,6% en relación al mismo trimestre de 2018, lo que supone una moderación de seis décimas. De esta forma, ya son 19 los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva subió un 8% en comparación con el cuarto trimestre de 2017, casi dos puntos superior a la del trimestre anterior y su mayor alza desde el segundo trimestre del año 2016. Por su parte, el precio de la vivienda usada se incrementó un 6,4% en tasa interanual, nueve décimas menos que en el trimestre anterior, registrando subidas desde el primer trimestre de 2014.

 

“2018 ha sido un muy buen año para el mercado de la vivienda”

Los datos del INE reflejan cierta desaceleración respecto al tercer trimestre, cuando los precios subieron un 7,2% de media. Según Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, “2018 ha sido un muy buen año para el mercado de la vivienda y eso ha tenido un traslado directo a los precios, aunque la magnitud de las subidas varía según las zonas. Pero las diferentes estadísticas que miden el mercado residencial muestran cierta moderación de la actividad en los últimos meses del año, que está relacionada con el menor crecimiento económico, del turismo y el contexto internacional”.

El comportamiento de los precios sigue siendo muy desigual y en 2018 se han marcado aún más las diferencias entre territorios, con la Comunidad de Madrid, Cataluña y Baleares liderando las subidas frente al comportamiento más moderado del resto del país”

La directora de Estudios del portal inmobiliario destaca el mayor incremento de precio de la vivienda a estrenar, que crece a un ritmo anual del 8%: “Aunque la vivienda de segunda mano es el motor de la actividad en el sector residencial, la obra nueva ha tenido un importante protagonismo en este 2018 en un contexto de recuperación de la demanda y de la actividad del sector”.

De cara a 2019, Fotocasa considera que “el mercado de la vivienda va a seguir dando claras muestras de recuperación porque nos encontramos en un ciclo expansivo del sector. Pero será un crecimiento más moderado que el que hemos visto este año en línea con la macroeconomía que, tendrá un comportamiento algo más débil según apuntan las previsiones de los organismos internacionales y del propio Gobierno. Pero seguiremos asistiendo a importantes subidas porque hay demanda y se está consolidando la financiación”, concluye Toribio.

 

Aumento trimestral del 0,4%

En tasa intertrimestral (cuarto trimestre de 2018 sobre tercer trimestre del mismo año), el precio de la vivienda libre aumentó un 0,4%, 1,8 puntos porcentuales menos que en el trimestre anterior. Con este repunte trimestral, el precio de la vivienda encadena dos años consecutivos de avances.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva subió en el cuarto trimestre de 2018 un 1,2% en tasa intertrimestral, acumulando cuatro trimestres consecutivos de incrementos. Por su parte, el precio de la vivienda usada experimentó un aumento trimestral del 0,3%, 1,9 puntos porcentuales menos que en el trimestre anterior. Pese a esta moderación, el precio de la vivienda de segunda mano acumula acumula también 24 meses consecutivos de alzas trimestrales.

 

Todas las comunidades elevan precios en 2018

En 2018, todas las comunidades autónomas más las ciudades de Ceuta y Melilla registraron tasas medias positivas en el precio de la vivienda. Los aumentos más pronunciados de precios correspondieron a la Comunidad de Madrid (+10,2%), Cataluña (+8,8%) y Ceuta (+8,5%), mientras que los incrementos menos pronunciados se dieron en Extremadura (+1,9%) y Castilla-La Mancha (+2,4%).

En términos interanuales (cuarto trimestre de 2018 sobre igual trimestre de 2017), la tasa disminuyó en 9 CCAA, aumentó en siete y se mantuvo estable en la restante. Los mayores descensos se produjeron en Canarias (-1,3%), Comunidad de Madrid (-1,3%) y La Rioja (-1,2%).

Por su parte, Castilla-La Mancha, Aragón y Murcia registraron las mayores subidas, con incrementos de nueve, siete y seis décimas, respectivamente.

En valores trimestrales, el precio de la vivienda libre bajó en el cuarto trimestre de 2018 en ocho comunidades y subió en el resto y en Ceuta y Melilla. Los mayores aumentos se dieron en Ceuta (+1,9%), Melilla (1%), Andalucía (+1%) y Canarias (+0,9%) y los descensos correspondieron a Extremadura (-0,9%), Navarra (-0,6%), Murcia (-0,2%) y las regiones de Baleares, Castilla y León, Comunidad de Madrid, País Vasco y Castilla-La Mancha, que en todos los casos disminuyeron una décima.

Facebook Comments