27 noviembre 2014

La economía española creció un 0,5% en el tercer trimestre del año, igualando el avance logrado en el segundo trimestre, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con esta subida, la economía española ya acumula cinco trimestres consecutivos de crecimientos.

El INE ha revisado los datos de trimestres anteriores, con el cambio a la nueva base 2010, de modo que del crecimiento del 0,6% inicialmente publicado para el segundo trimestre se ha pasado a un 0,5%, la misma tasa a la que creció el PIB en el tercer trimestre.

Según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada por el organismo estadístico, la tasa interanual avanzó un 1,6%, tres décimas más que en el trimestre anterior, encadenando así su cuarta tasa positiva tras diez trimestres consecutivos de retrocesos interanuales.

La explicación a esta aceleración en la variación interanual es “consecuencia de una mayor aportación de la demanda nacional (2,5 puntos frente a 2,2 puntos en el trimestre anterior) y del mantenimiento de la contribución de la demanda externa en 0,9 puntos”, afirman.

 

El consumo y la inversión moderan el crecimiento trimestral

El consumo de los hogares mostró en el tercer trimestre del año un crecimiento del 0,8%, frente al 0,9% logrado en el trimestre anterior y suma seis trimestres consecutivos en positivo. El gasto de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares se estancó, mientras que las administraciones públicas elevaron dos décimas su gasto hasta el 0,1%.

La inversión se incrementó un 1% respecto al trimestre anterior, con un avance del 0,6% en la inversión en construcción, y un crecimiento del 1,7% en la de bienes de equipo.

En el tercer trimestre, las exportaciones aceleraron más de dos puntos su ritmo de avance, desde el 1,3% al 3,5%, frente a un crecimiento de las importaciones algo superior, del 4,7%, y que superó en más de dos puntos al del trimestre precedente (2,6%).

 

El consumo tiral del PIB interanual

En tasa interanual, la economía española creció en el tercer trimestre un 1,6%, gracias a la demanda interna y a que la demanda externa no aumentó su contribución negativa al PIB. Uno de los principales componentes de la demanda nacional, el gasto en consumo, presentó en el tercer trimestre una mayor variación anual que en el trimestre anterior, al contrario que la inversión, que moderó ligeramente su ritmo de avance.

En concreto, el gasto en consumo final de los hogares creció un 2,7% en el tercer trimestre del año en tasa interanual, cuatro décimas más que en el trimestre anterior. El consumo final de las administraciones públicas aumentó un 0,9% en tasa interanual, dos décimas más que en el trimestre anterior, mientras que la inversión registró un crecimiento interanual del 3,1%, una décima menos, debido a que la inversión en bienes de equipo aumentó tres puntos menos de lo que lo hizo en el segundo trimestre (9,5% frente a 12,7%).

En el caso de la construcción, la inversión en este sector recortó ocho décimas el descenso interanual del segundo trimestre, hasta el alcanzar una caída del 1,2%, gracias al mejor comportamiento de la inversión en inmuebles residenciales y no residenciales.

 

221.000 empleos más en un año

En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció un 0,5% respecto al trimestre anterior, dos décimas menos que en el trimestre anterior.

En tasa interanual, el empleo registró un avance del 1,4%, seis décimas más que entre abril y junio, lo que supone la creación neta aproximada de 221.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.

Según el organismo estadístico, la mejora de la ocupación también llegó al empleo asalariado, que creció un 1,8% interanual en el tercer trimestre, cinco décimas más que en el trimestre anterior. El empleo no asalariado cayó un 1%, un 1,2% menos que en el trimestre anterior.

 

De Guindos afirma que se cumplirá la previsión

Ante estas estadísticas, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que, a falta de conocerse los datos de PIB del cuarto trimestre, «se va a cumplir» la previsión del Gobierno de lograr un crecimiento este año del 1,3%.

De Guindos, en declaraciones a Onda Cero, ha subrayado que las cifras del tercer trimestre publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) son «buenas noticias» que, además, «se van a mantener el tiempo”. Y ha destacado que lo importante es que el cuarto trimestre del ejercicio será el sexto trimestre consecutivo en el que crece la economía española, demostrando de este modo «un cambio de tendencia muy clara respecto a lo que se ha vivido desde 2008».

El ministro ha atribuido esta favorable evolución de la economía a la recuperación de la demanda y del consumo de las familias, en un contexto en el que las exportaciones «se siguen comportando». «Es un modelo de crecimiento más estable, más sostenible en el tiempo y más sano, y eso son buenas noticias. Incluso la construcción, que ha lastrado mucho a la economía española en la crisis, está prácticamente estabilizada«, ha explicado.

 

Facebook Comments