27 junio 2014

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, anticipó que la economía española presentará tasas de crecimiento interanuales en el torno del 2% a finales de 2015, pero que «restaurar los niveles de bienestar observados antes de la crisis llevará varios años».

Según Restoy, la economía se encuentra inmersa en una «pauta de recuperación«, en la que se observa una recuperación del mercado de trabajo que está ganando «vigor» en la primera mitad del año, propiciando una leve disminución de la tasa de paro que, no obstante, «permanece en niveles inaceptablemente elevados».

Por otro lado, ha señalado que las medidas anunciadas por el BCE «contribuyen a fortalecer las perspectivas de crecimiento de la economía española y facilitan el proceso de ajuste en curso». De hecho, ha recalcado que los mercados «están interpretando bien» el mensaje de lucha contra la baja inflación lanzado por el BCE, como demuestra, a su juicio, la moderación de la prima de riesgo, lo cual es bueno para España, donde un IPC cercano a cero dificulta el necesario desapalancamiento de las familias y el ajuste de precios relativos.

Con todo, el subgobernador del Banco de España ha indicado que “en este contexto, el mantenimiento del impulso reformador resulta crucial para acelerar el proceso de recuperación de los niveles perdidos». Hasta la fecha, las previsiones de crecimiento del Banco de España apuntan a un avance del PIB del 1,2% en 2014 y del 1,7% en 2015.

Por otro lado, Restoy no ha entrado en los detalles de la reforma fiscal, pero ha asegurado que «no hay la menor duda de que no va a perturbar el cumplimiento de los objetivos de déficit». En su opinión, existen «márgenes» de mejora del sistema fiscal que «no necesariamente debería afectar» a los compromisos adquiridos con Bruselas.

 

Facebook Comments