19 abril 2017

Cómo saber quién tiene que hacer la declaración de la renta

La mayoría de los españoles tienen una cita pendiente con el mismo sujeto. La afortunada, la Agencia Tributaria que hasta el próximo 30 de junio se verá las caras con unos 19 millones de contribuyentes. El plazo para que presentes la declaración de la renta del ejercicio fiscal de 2016 comenzó el pasado 5 de abril y se alargará durante tres meses.

Desde ese mismo día, ya puedes consultar, modificar y presentar el borrador o la declaración de forma telemática; no obstante, si quieres regularizar tu situación con Hacienda presencialmente en una oficina de la AEAT o de las entidades colaboradoras tendrás que esperar al 11 de mayo y solo podrás acudir sin has pedido cita previa, informan desde el comparador bancario HelpMyCash.com, que acaba de estrenar una guía gratuita sobre la declaración de la renta en la que se detalla, paso a paso, cómo descargar el borrador en unos minutos por Internet, así como las fechas clave y las novedades de esta campaña.

El mínimo para hacer la renta

En principio, todos los contribuyentes personas físicas que residan en España están obligados a declarar, ya sea confirmando el borrador o presentando la declaración. Sin embargo, aunque la campaña de la renta afecta a un amplio porcentaje de los españoles, no todos están obligados a acudir a la llamada de Montoro. Si te encuentras en alguna de las excepciones, podrás librarte de este trámite, en ocasiones harto complicado.

  • Si has cobrado menos de 22.000 euros anuales

En el caso de haber percibido rendimientos del trabajo personal iguales o inferiores a 22.000 euros anuales durante el año 2016, siempre que estos provengan únicamente de un solo pagador o bien de más de uno, pero el segundo y los siguientes no sumen más de 1.500 euros, no estarás obligado a declarar.

Dentro de este límite también se enmarcan los contribuyentes que, sin haber superado la cifra anterior, solo hayan registrado rendimiento del trabajo consistentes en prestaciones pasivas, siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146), tal y como advierte la Agencia Tributaria.

  • Si has cobrado menos de 12.000 euros

Si las rentas del trabajo que obtuviste durante el ejercicio fiscal de 2016 procedían de más de un pagador y la suma del segundo y los siguientes superó los 1.500 euros anuales, el límite para no declarar baja hasta los 12.000 euros.

También se reduce el máximo eximente cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas, cuando el que abona los rendimientos del trabajo no esté obligado a practicar una retención o cuando se reciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

  • Si has ganado menos de 1.600 euros a la hora de invertir

Si las ganancias que tuviste de cuentas, depósitos, fondos de inversión, etc., no superaron los 1.600 euros anuales, tampoco tienes obligación de declarar. El límite se aplica en conjunto para los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta.

  • Si te encuentras en alguno de estos otros casos

Tampoco tendrás que declarar si percibiste rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para la adquisición de VPO o de precio tasado, siempre y cuando la cuantía conjunta no superara los 1.000 euros.

  • Si puedes hacer una deducción por alquiler

En 2015 se eliminaron las deducciones para desgravar alquiler. Aún así, como se dice «hecha la ley, hecha la trampa», la deducciones por alquiler no son del inexistentes. Hay algunos casos en los que sí que se pueden hacer desgravaciones por alquiler.

  • Si ganaste menos de 1.000 euros

La AEAT señala que no tendrás que presentar la declaración si en 2016 registraste rentas del trabajo, de capital o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales que en su conjunto no superasen los 1.000 euros. Ni tampoco si solo te anotaste pérdidas patrimoniales de menos de 500 euros.

¿Puedes presentar la declaración si no estás obligado?

Afirmativo. Puedes presentar la declaración de la renta aunque no estés obligado. Este dato es especialmente importante si tienes derecho a una devolución, ya que solo se hará efectiva si confirmas el borrador o presentas la declaración. Vale la pena consultar el resultado aunque no haya obligación de declarar, ya que si se deja pasar, se perderá la devolución en caso de tenerla. Además, consultar el borrador no obliga a declarar, por lo que en caso de que el resultado sea positivo, si no estás obligado, no tendrás que entregar nada.

Entonces, ¿quién debe presentar la declaración?

Todos los contribuyentes que no se encuentren en los casos anteriores, es decir, unos 19 millones. Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados, señalan en el portal de la Renta 2016 elaborado por la AEAT.

Facebook Comments