20 septiembre 2016

El 40% de las hipotecas nuevas que han aparecido en el mercado entre enero y agosto de este año (en valores absolutos, ocho) han sido a interés fijo, según el comparador de productos bancarios Bankimia.com. Mientras que a tipo variable han visto la luz una docena. Esto confirma la tendencia iniciada en 2015, cuando se empezó a constatar una mayor presencia de préstamos hipotecarios a tipo fijo. Si bien entonces supusieron un 34% de los estrenos (en valores absolutos, 19), cuatro en todo 2014.

Su mayor presencia también se ha hecho notar en el registro de hipotecas. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en junio supusieron el 23,4% del total. El mismo mes de 2015, apenas rozaban el 7%.

En lo que llevamos de 2016, también han empezado a disminuir los precios y al menos se han llevado a cabo 15 rebajas en los intereses. Así, si el tipo medio de las diez hipotecas fijas más baratas a finales de 2015 era del 2,85%, en septiembre de 2016 ha descendido hasta el 1,8%.

Además, han mejorado otras condiciones como los plazos de amortización, que se amplían hasta un máximo de 30 años, cuando hasta ahora no superaban 20 años. También se han equiparado los requisitos a cumplir y los productos a contratar para obtener un mejor interés: tener unos ingresos mínimos justificados, diferentes según la entidad, domiciliar la nómina, suscribir tarjetas con un gasto mínimo y varios seguros son algunos de ellos.

 

El Euríbor, responsable del aumento de hipotecas a tipo fijo

Uno de los motivos que explican esta tendencia son los actuales niveles del Euríbor, tipo de referencia en 9 de cada 10 hipotecas que se firman a interés variable en España. El índice, que lleva 7 meses consecutivos en negativo, cerró agosto al -0,048%, reduciendo sus márgenes financieros.

Así, con una hipoteca media de 120.000 euros a amortizar en 20 años con un tipo fijo del 1,80% las mensualidades ascienden a 596 euros. Mientras, en un préstamo a interés variable, si se toma el diferencial medio de agosto, que fue del 1,44% según la calculadora de índices hipotecarios de Bankimia.com, y el Euríbor de ese mismo mes, la cuota sería de 573 euros.

Recordar que en una hipoteca a interés fijo, las cuotas se mantendrán iguales durante todo el plazo de amortización, mientras que en las variables oscilará en función de los valores del tipo de referencia. Así, si en un futuro el Euríbor se recuperara y llegara al 2,00%, los pagos de este mismo préstamo serían de 692 euros.

 

Facebook Comments