25 mayo 2016

El excesivo endeudamiento a través de distintos productos financieros como tarjetas de crédito o préstamos al consumo, pueden hacer que la economía familiar se tambalee. La situación puede complicarse si, además, existe una hipoteca pendiente, por lo que el pago de las cuotas podría verse afectado a causa de los diferentes frentes abiertos.

Si te encuentras en una situación similar, no te preocupes. El comparador financiero HelpMyCash te explica a continuación cómo poder afrontar el pago de todas tus deudas, de forma más cómoda, agrupándolas en un préstamo con garantía hipotecaria.

Reagrupación de deudas en una sola cuota

El principal problema de sostener varias deudas pendientes es afrontar diferentes cuotas, con intereses y plazos distintos. Cuando llega un momento en el que la situación es insostenible, la mejor alternativa es agrupar las deudas en un único préstamo.

Reagrupar deudas

Este tipo de préstamos con garantía hipotecaria reagrupan todas las deudas en un préstamo, con una única cuota, un mismo plazo e idéntico interés. A corto plazo, es decir, mes a mes, pagarás menos que si afrontaras cada deuda por separado.

¿Cómo se agrupan las deudas y cuánto cuesta?

Reagrupar deudas

Fuente: HelpmyCash

En el ejemplo anterior de la tabla, el capital pendiente es de 93.500 € y el importe a devolver con intereses incluidos asciende a 127.648 €, lo que supondría pagar todos los meses un total de 894 €, pero no en una sola cuota, sino cada deuda por su parte.

Unificar todos estos costes en un solo préstamo tiene un precio derivado de la comisión por cancelación, los gastos de cancelación (notaría, gestoría, registro, etc), el intermediario financiero, los gastos de apertura, e impuestos. Para este ejemplo, el precio de la agrupación puede ascender a los 8.000 €. Este importe se integra en el capital pendiente, por lo que ascendería a 101.500 € y se le aplicaría a todo el conjunto un plazo y un interés.

Por ejemplo, una situación factible sería que una entidad te financiera los 101.500 € con un interés de un 4 % a un plazo de 30 años. En este caso, la cuota mensual ascendería a 615 € (frente a los 894 € que pagarías sin reunificar), pero el importe a devolver sería de 147.500 € (frente a los 127.648 € que te costaría sin la agrupación).

Reagrupar deudas

Reunificar deudas: ventajas y desventajas

Reunificar deudas en un préstamo con garantía hipotecaria tiene principalmente un único punto positivo: te permite seguir pagando tu vivienda y no perderla al rebajar el coste del endeudamiento mensual. En cuanto a los inconvenientes presenta tres a tener muy en cuenta:

  • No es fácil de conseguir, ya que no todas las entidades reunifican deudas y menos si están contraídas con distintos bancos.
  • Incrementa el precio total, puesto que al aumentar el plazo ascienden los intereses.
  • Es una opción con un riesgo elevado, ya que el impago de las cuotas significará la pérdida de todos los bienes, incluida la vivienda.
Facebook Comments